20 millones de niños no llegan a ser vacunados

14 Dic 2017

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial (BM) difundieron un informe en el que hacen una seria advertencia: la mitad de la población mundial no cuenta con los servicios sanitarios básicos. Esto implica, entre otras consecuencias, que unos 20 millones de niños no reciben todas las vacunas que necesitan y que más de 200 millones de mujeres no tienen acceso a una planificación familiar.

La cobertura sanitaria universal consiste en ofrecer a todos acceso a los servicios de salud necesarios de carácter promocional, preventivo, curativo y rehabilitador, de calidad suficiente para que sean eficaces, garantizando al mismo tiempo que las personas no sufran ajustes económicos para pagarlos, según la OMS.

Esos servicios de cobertura sanitaria varían no sólo entre países, sino también en el interior de las naciones. Por ejemplo, en los países de bajos ingresos, el 17% de las madres e hijos pertenecientes a los hogares más pobres reciben los servicios básicos, mientras que en los hogares más ricos, el porcentaje aumenta hasta el 74 %, consigna la agencia de noticias Télam.

Gastos de salud

Otro de los grandes problemas planteados por la OMS es el costo de los servicios de salud, situación que en muchos casos lleva a dejar afuera a las familias de toda cobertura y en otros provoca un mayor empobrecimiento de la gente. En estos casos, según los datos recabados en el informe, unos 100 millones de personas caen en la extrema pobreza (viven con menos de dos dólares por día) porque tienen que afrontar gastos de salud.

Además, otros 122 millones cayeron por debajo de la línea de la pobreza (3 dólares por día) y son oficialmente calificados como pobres por la misma causa.

El informe subraya que un número creciente de personas gasta al menos un 10% del presupuesto del hogar en gastos sanitarios.

Este nivel de gasto implica en muchos casos que se deban cortar otras necesidades como la comida o las tasas escolares.

El sector privado

Las estimaciones del estudio revelan que al menos 180 millones de personas gastan un cuarto de su presupuesto familiar en salud, y que este grupo ha crecido aun más, a un ritmo del 5 % anual.

La directora general adjunta sobre Cobertura Sanitaria Universal de la OMS, Naoko Yamamoto, explicó que allí donde surgen entidades privadas de atención médica para paliar las necesidades que deberían ofrecer los servicios médicos públicos, las personas acceden, pero se endeudan.

Comentarios