Con 100.000 firmas buscan que la Cámara aporte plata a la SAT

El proyecto de ley prevé que se intervenga, por el mal servicio, al directorio de la empresa.

13 Dic 2017
1

PLANTEO. Según Alfaro, la Legislatura debe volcar sus ahorros en los vecinos. MUNICIPALIDAD DE SAN MIGUEL DE TUCUMÁN

Los $ 190 millones que la Legislatura atesora como excedentes financieros deberían ser volcados a inversiones en las redes de agua potable y cloacas. Así lo planteó ayer el intendente de la Capital, Germán Alfaro, durante la presentación de las planillas con más de 100.000 firmas de vecinos que reclaman la intervención de la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT).

Durante el acto, el referente macrista insistió en que el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, aporte $ 500 millones del presupuesto del Poder Legislativo para que la empresa estatal realice obras. “Que no nos digan ahora que las tarifas deben aumentar para que haya inversión. Desde hace 14 años los vecinos vienen pagando para que haya inversión, pero nunca la hubo. Existen excedentes financieros en la Legislatura pero los tucumanos no tienen agua. A los recursos de los vecinos hay que volcarlos en el vecino”, arremetió el intendente el jefe municipal.

En septiembre, Alfaro había lanzado una campaña de recolección de firmas para presentar un proyecto de ley de iniciativa popular, con la finalidad de que la SAT sea intervenida. Ayer, el intendente presentó los resultados de esa tarea junto al legislador Alfredo Toscano; y los concejales Rodolfo “Jhonny” Ávila, Raúl Pellegrini y Agustín Romano Norri. La iniciativa será canalizada en la Cámara por intermedio de Toscano.

El proyecto, además de la intervención de la SAT, prevé que el directorio de esta empresa mixta sea reemplazado por una comisión normalizadora integrada por dos legisladores y un representante de los usuarios. Además, la propuesta propone la asignación de $ 500 millones de los recursos legislativos para que la SAT realice obras.

“Esta tarea recién comienza. Sabemos que el problema del agua lleva larga data. Este problema no merece parches sino una solución de fondo”, manifestó Alfaro. “Llegamos a esta situación con temperaturas de más de 40º y existen barrios donde no existe agua para comer o higienizarse. Esto no sólo sucede en San Miguel de Tucumán, sino también en Las Talitas y Tafí Viejo, entre otros lugares”, expuso. Según Alfaro, el reemplazo de Alfredo Calvo y la llegada de Fernando Baratelli a la presidencia de la SAT obedece a la presión que ejercieron las 100.000 firmas de vecinos. “Esto no se produce porque sí”, expresó, en alusión a la medida dispuesta en noviembre por el gobernador, Juan Manzur.

“Todo el gran San Miguel de Tucumán tiene problemas con el agua y con las cloacas; y el hecho de que 100.000 vecinos hayan aceptado con su firma acompañar este proyecto es lo que le da el mayor sustento”, expresó el legislador Toscano. Informó que, paralelamente, presentará otro proyecto “para que se establezcan cuadros tarifarios diferenciales, debido a que hay personas que no poseen los recursos para poder abonar las facturas”. El concejal Pellegrini, en tanto, recordó que la iniciativa también contempla la intervención del Ente Único de Control y Regulación de los Servicios Públicos de Tucumán (Ersept).

Ayer, LA GACETA trasladó la consulta sobre el proyecto de ley de iniciativa popular del municipio al nuevo titular de la SAT. Baratelli no respondió la requisitoria.

Comentarios