Cartas de lectores

12 Dic 2017
1

La Quebrada del Portugués

Recobra actualidad la construcción de la ruta de la Quebrada del Portugués, una obra que beneficiará a las poblaciones del Valle de Tafí, los Valles Calchaquíes y del resto de la Provincia. Con esta construcción no tendríamos que lamentar accidentes, cortes e interrupciones de tránsito en la actual 307, que tanto perjuicio económico le causan al turismo -que trae inversiones genuinas que tanta falta le hacen a Tucumán- y hasta de vidas humanas. Es una obra perfectamente realizable con una mínima inversión, cuyo proyecto y presupuesto fue realizado por técnicos de Vialidad Provincial en 1993, siendo sus costos menores respecto de lo grande que será el beneficio. Cabe destacar que la obra es un viejo anhelo de los usuarios de la ruta 307, que lleva a los Valles Calchaquíes, por sus características particulares. Es una ruta de suaves pendientes, amplias curvas y operativa toda el año. Esto le permitiría, una vez construida la vía, un fluido e ininterrumpido tránsito, en particular de colectivos de pasajeros, camiones de gran porte y ómnibus de turistas, que verían paisajes aún vírgenes en esa zona. Los veraneantes y habitantes de Tafí del Valle, El Mollar, de los Valles Calchaquíes y de toda la Provincia esperan la realización de esta obra tan útil que está postergada -sin justificación aparente-, que traerá desarrollo y progreso a aquellos pueblos del interior tucumano.

Edgardo Rocha

[email protected]


Repensar la reforma previsional

Cuando el diálogo político como el que tuvo el Presidente con los gobernadores se transforma en contubernio (término usado para nombrar a un acuerdo o una asociación censurable), nos está indicando que nuestra democracia está enferma. Los poderes pierden su independencia al convenir un cambio de favores, dirigido a la aprobación de proyectos en sesiones maratónicas del Congreso de la Nación, con plazo establecido de aprobación. Se contradice así el mandato otorgado por el pueblo a sus representantes. Es el caso de la reforma previsional, con el cambio de método de cálculo en la movilidad provisional (82%), que constituye un verdadero atentado a los derechos humanos (en este caso, el de los jubilados), por tratarse de un segmento mayoritario de la sociedad en estado de total vulnerabilidad e indefensión. De no tomar conciencia la clase gobernante actual, en seguir avanzando en estos proyectos, nada positivo ocurrirá en el país. Lo que no se entiende es a qué se debe que el ajuste no se inició por los miembros de todos poderes del Estado, cuyas remuneraciones son obscenas e inexplicables, como así también las jubilaciones de privilegios que constituyen una verdadera vergüenza nacional. Si el Poder Ejecutivo sigue en el rumbo de castigar a quienes más necesitan, y no encara con carácter de urgente la reforma política necesaria para la inmensa estructura del Estado, será difícil o casi imposible equilibrar el enorme déficit fiscal disminuyendo el gasto público. Una oportunidad para el evaluar ese replanteo será el próximo fin de semana, durante el retiro convocado en Chapadmalal con todos los miembros de su Gobierno. Allí, con la mano en el corazón, deberá actuar con humildad, humanidad y patriotismo, para rectificar a tiempo la ley de Reforma Previsional, antes de que sea sancionada, para no seguir cometiendo errores que dañan al sector más frágil e indefenso de la sociedad. Reflexionen, estamos a tiempo.

Federico Yurcovich

[email protected]


No modificar la plaza pública

Es una realidad en Simoca que uno de los puntos importantes de la ciudad, y que nos enorgullece a todos, es la plaza principal Bartolomé Mitre. Se trata de un espacio histórico para los simoqueños. Es un lugar de visita obligada de los turistas que se asombran por la arquitectura que presenta. Su belleza es reproducida en miles de fotos cada año. De allí que su importancia sea valorada aun fuera de la provincia. Pero ahora se pretende utilizar el paseo como una suerte de cementerio. Está proyectada la construcción de una tumba detrás del patio cívico de la democracia. a un fiel difunto descansar en paz La plaza es un espacio que concentra a numerosos niños y jóvenes que concurren a diario y se divierten mientras escuchan música, transitan en patinetas o simplemente corren por sus veredas. Casi todas esas actividades son estridentes, porque la plaza es su espacio de esparcimiento. Es el mismo espacio que desean convertir en un cementerio paralelo desde el próximo 16 del corriente. Allí, las autoridades piensan dejar depositados los restos de un referente del peronismo que desapareció en la última dictadura militar. No estoy en contra de que se rinda este homenaje, pero sí de que usen el espacio público sin haber pensado en otra alternativa o idea, como utilizar un lugar especial en el cementerio, que también es público.

Sergio Saprun

[email protected]


Pan, aguinaldo y ayuda social

“Se ha citado con frecuencia la frase de la mujer de Lebas, de la Convención, hija del carpintero Duplay (entiéndase “empresario en carpintería”), huésped de Robespierre, según la cual, su padre, preocupado por su dignidad burguesa, no había admitido nunca en su mesa a uno de sus servidores, es decir, de sus obreros. Así se medía la distancia que separaba a los jacobinos y los sans culottes (desarrapados, gente común) de la pequeña o mediana burguesía y de las clases populares propiamente dichas” (La Revolución Francesa, Albert Soboul). “Los empleados públicos permanentes, transitorios, jornalizados y/o contratados recibirán una ayuda social equivalente al 50% del importe de una cuota mensual de las sumas no remunerativas y no bonificables incorporadas a su salario”, para mejorar “la situación económica del personal de la administración pública provincial” (LA GACETA) Sería un “aguinaldo de lo no remunerativo”, además del aguinaldo original ¿“Ayuda social” para un asalariado cuando, en general, estaba dirigida un desocupado? La acepción -ayuda social- se refiere a un auxilio que se le brinda a quien lo necesita para satisfacer sus necesidades básicas. Según explicaron los dirigentes gremiales, por ejemplo, el salario básico de un empleado estatal que reviste categoría 24 en el escalafón puede llegar a los $ 7.800, mientras que las sumas no remunerativas y no bonificables pueden representar otros $ 10.000 a $ 11.000 mensuales. ¿Salarios de $17.000 frente a una “canasta” familiar de $ 25.000? ¿Estos son los nuevos desarrapados? Los sindicatos, mientras tanto, “discuten” y hacen interpretaciones sobre los distintos ítems de una boleta de sueldo. ¿Interesan estas minucias cuando un sueldo alcanza 10 días? “Otro decreto, el 3.912 también incrementa en un 50% las sumas otorgadas, para la compra de material didáctico, al personal del escalafón docente de la administración pública provincial, únicamente para noviembre”. ¿50% de $ 1.750? Desde el Gobierno, también, deliberan sobre “problemas de interpretación de un decreto” con respecto al pago del aguinaldo. Lo fundamental es que “el Gobierno no dará ningún plus aparte del aguinaldo”, es decir, el bono navideño. “La negativa de otorgar un bono navideño de $ 5.000 ha puesto al Frente de Gremios Estatales y Municipales en conflicto”, ya que se llega “con lo justo”. Hoy, una acción gremial, exige perspectiva y sistematicidad. El 29 de noviembre, con una convocatoria exprés de un grupo de gremios y organizaciones sociales, se reunieron más de 100.000 personas en Plaza de Mayo contra las reformas laboral, jubilatoria e impositiva, pero no tuvo por resultado ningún plan de lucha o continuidad. “El problema esencial de la clase popular era el salario y su poder adquisitivo. De esta miseria y de esta mentalidad nacieron las emociones y las revueltas” (Albert Soboul). El pan cotidiano, en las actuales circunstancias, pasó de la excepción a la norma.

Pedro Pablo Verasaluse

[email protected]

Comentarios