Causó pánico en Manhattan un intento de ataque terrorista - LA GACETA Tucumán

Causó pánico en Manhattan un intento de ataque terrorista

El hombre que hizo detonar una bomba, en una estación de subtes está detenido El estallido del artefacto casero casuó heridas leves al agresor y a otras tres personas. Controles en los lugares de tránsito masivo

12 Dic 2017
1

PERICIAS. Los expertos revisan afuera de la terminal de ómnibus. Reuters

NUEVA YORK, Estados Unidos.- Con la sensibilidad a flor de piel. Así reaccionan los neoyorkinos cada vez que hay un episodio que se sale de lo cotidiano en la ciudad. No es para menos, en una urbe de millones de habitantes que ha sufrido un ataque a gran escala, como el que derribó las Torres Gemelas en 2001. El 31 de octubre pasado, ocho personas, entre ellos cinco argentinos, murieron en Nueva York en un ataque perpetrado por un ciudadano uzbeco de 29 años que atropelló a ciclistas y peatones con un vehículo.

Esta vez fue un intento de atentado, que no dejó muertos, pero sí al menos cuatro heridos.

Un hombre inspirado por el Estado Islámico (EI) detonó en un túnel de combinación del subte en la zona más turística de Nueva York una bomba que llevaba adosada al cuerpo. La explosión desató el pánico y forzó la evacuación de cientos de pasajeros.

Conmoción

El ataque se cometió en hora pico, en una estación de trasbordo una de las terminales más grandes del país, donde confluyen una docena de líneas de subterráneo, entre las estaciones de subte de Port Authority y Times Square, en pleno centro de Manhattan. La estacion de ómnibus conectada a este cruce de subtes es la más utilizada del mundo, con más de 66 millones de pasajeros por año.

El autor, identificado como Akayed Ullah, un inmigrante de Bangladesh, de 27 años, sufrió quemaduras en el abdomen y en las manos, además de cortes luego que explotara la bomba que tenía atada a su cuerpo con cierres y velcro. Otras tres personas sufrieron heridas leves, además de dolores de cabeza y zumbidos en los oídos.

Ullah fue rápidamente detenido luego de la explosión. Policía y bomberos perimetraron la zona, evacuaron las líneas de subte A, C y E y lo atraparon.

Fuentes de la Policía citadas por el diario “The New York Times”, dijeron que Ullah vivía en Brooklyn hacía varios años. Testigos citados por los medios indicaron que el agresor lanzó consignas a favor del EI.

“Seamos claros: fue un intento de ataque terrorista. Gracias a Dios, el perpetrador no logró sus objetivos finales”, declaró el alcalde de Nueva York, Bill De Blasio. “Este es el lugar más resistente de la Tierra -añadió-. Los terroristas no ganarán. Seguiremos siendo neoyorquinos”.

El jefe de la policía de Nueva York, James O’Neill, informó en la rueda de prensa que el sujeto “hizo detonar a propósito” el artefacto explosivo, lo que confirma la hipótesis del atentado.

“Es Nueva York y somos objetivo de mucha gente, lo sabemos”, dijo el gobernador del estado, Andrew Cuomo.

Tres horas después de la explosión, los servicios de la terminal de autobuses se reabrieron en medio de un impresionante despliegue de seguridad. El gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, ordenó controles adicionales en los lugares de tránsito masivo.

El jefe de Lucha contra el Terrorismo de la Policía, John Miller, señaló que se trató de un “dispositivo improvisado poco sofisticado”.

El cónsul argentino en Nueva York, Mateo Estremé, confirmó que no hay argentinos registrados entre los heridos. (Télam-DPA-Reuters)

NUEVA YORK, Estados Unidos.- El único detenido por el fallido atentado en Nueva York, identificado como Akayed Ullah, de 27 años, es un inmigrante de Bangladesh que reside en Brooklyn y vive desde hace siete años en Estados Unidos.

Ullah llevaba un explosivo artesanal atado a su cuerpo con velcros y plásticos. La bomba casera -“un dispositivo poco sofisticado”, según el jefe de Antiterrorismo de la Policía- estalló cuando el joven caminaba por uno de los túneles subterráneos de la terminal que comunica estaciones de subte entre sí.

El ex jefe de la policía de Nueva York, Bill Bratton, sostuvo que Ullah actuó “inspirado” en el Estado Islámico, la milicia islámica radicalizada que ya se ha atribuido varios atentados en países de Europa, Asia y América. En este caso, el atacante no tendría contacto directo con el grupo.

Según el diario “New York Post”, Ullah dijo que armó el explosivo en la compañía eléctrica en la que trabajaba.

El sospechoso, según el “New York Post”, dijo que perpetró el ataque en venganza por los bombardeos de Israel en territorio palestino. Poco antes había dicho que actuaba en respuesta a ataques en su propio país.

Durante el fin de semana, cuatro personas murieron en choques con las fuerzas istaelíes y en bombardeos en Gaza, luego de que el presidente estadounidense, Donald Trump, declaró el reconocimiento de Jerusalén como capital israelí y anunció que trasladaría la embajada de su país a la disputada ciudad.

Comentarios