El mercado demanda más habilidades “duras”

Un 51% de los empleadores señalaron que sus empresas enfrentan dificultades en lo que respecta a las competencias técnicas. La comunicación, el pensamiento crítico y el trabajo en equipo también son esenciales a la hora de alcanzar un empleo

11 Dic 2017
1

CAPACIDADES. Según el reporte de LinkedIn, los conocimientos en ciberseguridad o analítica de datos son los más demandados por las empresas. reuters

Habilidades “duras” -como la programación en inteligencia artificial- y el trabajo en equipo son cada vez más requeridos por empresas que invierten poco en capacitación y critican una oferta laboral que está por debajo de sus expectativas, reveló un informe de LinkedIn.

Con más de 500 millones de usuarios en todo el mundo y dos nuevos perfiles por segundo que se suben a la plataforma, la empresa que conecta a quienes buscan trabajo y quienes lo ofrecen ya tiene 6 millones de usuarios en la Argentina.

El estudio realizado a más de 1.200 trabajadores y empresarios de todo el mundo señaló que las empresas no encuentran respuestas adecuadas en el mercado laboral a sus expectativas, que consideran que esa “brecha” está en aumento y que eso impide el crecimiento de sus negocios.

Al respecto, el 51% de los empleadores sostuvieron que sus empresas enfrentan dificultades en lo que respecta a las competencias técnicas -categoría que engloba conocimientos en ciberseguridad o analítica de datos- y el 59% estimó que tienen problemas con aptitudes como la capacidad emprendedora de sus empleados.

“El mundo está enfocado en habilidades duras como la ciencia de datos y la inteligencia artificial. Estas son muy importantes. Sin embargo, otras como la comunicación, el pensamiento crítico y el trabajo en equipo son vitales”, afirmó Anant Agarwal, CEO de una plataforma de cursos en línea fundada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Harvard, al analizar la investigación.

Respecto de las capacidades técnicas, la que registró una menor satisfacción es la de expertos en ciberseguridad, donde la brecha entre lo deseado y lo ofrecido es de 25%.

Sin embargo, el estudio de LinkedIn demostró que un 52% de las empresas han desfinanciado sus programas de entrenamiento y que casi la mitad de sus trabajadores consideran esos planes de estudio como “ineficientes” para aportar nuevas herramientas digitales y, además, afirman que los contenidos son “aburridos”.

Funciones redundantes

Además, entre los empleados crece el temor a ser descartados por tener funciones “redundantes”: el 29% entienden que ya lo son y el 38% que lo serán en los próximos cinco años.

El panorama laboral en América del Sur también reconoció cambios de hábito a la hora de ofrecer y buscar trabajo, aunque crece la búsqueda de talentos de base tecnológica para fomentar la transformación digital.

“Diferentes rubros están atentos a los procesos de transformación, incluso los tradicionales, que ahora tienen que subirse a este proceso. Quizá el desarrollador informático piensa en trabajar en una tecnológica, pero hay empresas que trabajan en otros campos que buscan esos profesionales”, comentó a la agencia estatal de noticias Télam Ramiro Luz, encargado de soluciones y talento de LinkedIn para Sudamérica,

“Esta es una empresa de networking, algo que existía antes de Internet, pero que ahora se potencia por la escala mundial. En LinkedIn no sólo podés encontrar trabajo, podés estar en contacto con tus pares, mostrar tu actividad. Podes encontrar especialistas que te ayuden a desarrollar tu tarea”, explicó Luz.

En lo que respecta a la administración de recursos humanos, la plataforma nacida en 2002 en Estados Unidos ya aplica la inteligencia artificial para guiar los procesos de selección de los trabajadores.

“El sistema comprende qué tipo de perfil te funciona bien y te va a recomendar sugerencias para que no tengas que contratar desde cero”, ejemplificó Luz.

Además, agregó, los profesionales en recursos humanos pueden “pedirle al sistema un profesional que se parezca a aquellos que ya están contratados”.

Según Luz, LinkedIn ya trabaja una herramienta “para que las empresas puedan mirar la base de datos y determinar en qué lugar es conveniente establecer un negocio de acuerdo con distintas variables, desde la oferta de un tipo de profesionales hasta el salario que se paga en cada lugar de la región”.

Comentarios