Loable avance en materia de trasplante en el Padilla

11 Dic 2017

Las situaciones límite le sirven al ser humano para medir su capacidad de sobreponerse a las circunstancias adversas y tomar conciencia de las realidades que viven los otros. Solemos pensar que las desgracias les ocurren a los otros. Una enfermedad inesperada y de gravedad nos pone en contacto con personas que también la padecen y con entornos familiares que comparten ese drama. El hecho de que un ser querido o uno mismo necesite el trasplante de un órgano para seguir viviendo, nos coloca en una situación de angustia. Se descubre entonces la importancia de la solidaridad y de la donación de órganos.

Una buena noticia no sólo para los tucumanos, sino también para los habitantes del noroeste se ha conocido el viernes en materia de salud. A partir de marzo próximo en el hospital Ángel C. Padilla se efectuarán trasplantes de hígado; hasta el momento se practicaban los renales y de córnea.

La directora del hospital afirmó que vienen trabajando con especialistas del Instituto Nacional Centro Único Coordinador de Ablación e Implante, locales y nacionales, y del Ministerio de Salud de la Nación. Se han acondicionado los quirófanos, se ha conformado un equipo médico y se han capacitado a los anestesistas y al personal de la terapia intensiva.

Dijo, además, que el Padilla es el único centro asistencial público de la provincia donde se hacen trasplantes y será el único en el NOA, donde se realizarán los hepáticos. Ellos será muy beneficioso para los pacientes tucumanos porque no deberán viajar a Buenos Aires y estarán acompañados por sus seres queridos; sin duda, el costo de la operación será inferior al de un centro privado.

La titular del Padilla afirmó que el nosocomio figura por segundo año consecutivo, en primer lugar como hospital donante de órganos. “Eso significa que se está realizando un trabajo profundo de concientización sobre la donación de órganos, el primer paso indispensable para que pueda haber trasplantes”, manifestó.

El hospital Padilla viene realizando un trabajo sostenido y ascendente en materia de trasplante. El 3 de julio de 2011 debutó el equipo de la Unidad de Trasplante Renal con la realización del primer injerto de riñón. De esa manera el centenario nosocomio -referente en la provincia y en el NOA como hospital de enfermos agudos y de emergentología- adoptó la estrategia de hospital de ablación y de trasplante. En julio de 2012, se llevó a cabo por primera vez un trasplante. A un hombre de 59 años le injertaron un riñón donado su esposa. La operación fue veloz y la recuperación positiva. El paciente, que carecía de obra social, había sido derivado a Tucumán por el Gobierno de Santiago del Estero. En 2015 se efectuaron 53 trasplantes renales y desde que se inauguró ese servicio se han realizado 87 intervenciones de esa característica.

La posibilidad de trasplantar hígados en el Padilla habla de la eficaz labor en esa materia de quienes lo conducen, así como del apoyo necesario del Gobierno provincial. Sería conveniente, por otro lado, profundizar las campañas para concientizar acerca de la importancia de la donación de órganos en todos los ámbitos -públicos y privados-, empezando por los establecimientos educativos. Ello contribuiría a perder los temores que pudieran tenerse. A mayor educación, menos prejuicios, más solidaridad y más vida. Sin donantes no hay trasplantes.

Comentarios