Pensando en la reelección

10 Dic 2017

De Rosendo Fraga, director del Centro de Estudios Unión para la nueva mayoría.-

Mauricio Macri ha cumplido sus dos años de gobierno, convalidado en términos políticos por su victoria en las elecciones legislativas del 22 de octubre. Los dos años han mostrado actitudes diferentes entre el primero y el segundo.

El año pasado, el jefe de Estado abrió las sesiones ordinarias del Congreso, convocando “al arte de acuerdo”. Lo hizo con un Congreso en el cual ha tenido sólo 15 de 72 senadores nacionales y nada más que 91 de 257 diputados nacionales. En función de esta estrategia, logró la sanción de 84 leyes. Entre ellas, algunas relevantes para la economía, como el acuerdo con los holdouts y el blanqueo.

En la política exterior, tuvo éxitos importantes en reestablecer las relaciones de argentina con el mundo. La visita del estadounidense Barack Obama en marzo de 2016, quizás fue el hecho más relevante en este ámbito.

En el segundo año, -el que ahora finaliza-, Macri abrió las sesiones ordinarias del Parlamento, con un planteo más confrontativo, en función de la “polarización” contra el kirchnerismo. Esta situación, tuvo como consecuencia, que hasta la elección, sólo se aprobó una decena de leyes, de poca significación. El gobierno gana los comicios, usufructuando la división del peronismo, la polarización contra Cristina Fernández de Kirchner -que fue derrotada en la elección de la decisiva provincia de Buenos Aires-, pero no llega a mayoría en ninguna de las dos cámaras. Tras la compulsa electoral, el oficialismo impulsó en la justicia las causas de corrupción contra el kirchnerismo y negociando reformas con los Gobernadores y la CGT y el impacto de “imponderables”, como el conflicto mapuche y la desaparición del submarino San Juan.

El Presidente enfrenta los próximos dos años, con posibilidades de ser reelecto en octubre de 2019. En los últimos 30 años, en seis de las siete elecciones presidenciales, la previa a ellas, anticipó el resultado del oficialismo. La política no es un algoritmo que permite predecir el futuro, pero los precedentes determinan percepciones. Por esta razón, en la política de la opinión pública, se percibe a Macri como un Presidente que probablemente estará ocho años en el poder. La gobernadora María Eugenia Vidal, resulta clave para ganar la elección presidencial de 2019, dado que su provincia es casi 40% del padrón electoral nacional.

La negociación con los gobernadores (sólo cinco gobernadores son oficialistas) y la CGT. El bloque PJ en el Senado tiene 26 senadores y es la primera minoría y en diputados algo más de 30, siendo el tercero. El Kirchnerismo al mismo tiempo mantiene una decena de senadores y más de 60 diputados, siendo segunda fuerza en la cámara alta y segundo en la baja. El gobierno buscará negociar y acordar con los bloques del PJ. El Kirchnerismo tendrá posibilidad de cuestionar políticamente, pero no impedir la gobernabilidad. En política exterior, el hecho más relevante será la Cumbre del G-20 que tendrá lugar en noviembre en la capital argentina. El conflicto social tendrá relevancia y lo que suceda con la tasa de interés internacional en el mundo, el manejo de la seguridad pública y las casas judiciales, como el caso Odebrecht, son imponderables que de darse, pueden tener impacto y alterar escenarios probables.

El balance de la primera mitad del primer mandato de Macri es positivo y el triunfo electoral en la elección de medio término es su resultado político más importante, aunque no le evita negociar con el PJ. Macri enfrenta la elección presidencial de 2019, con probabilidad de ser reelecto, pero teniendo que negociar con gobernadores y la CGT para tener gobernabilidad.

Comentarios