Cartas de lectores

09 Dic 2017
1

Garantías constitucionales I

El dictado del procesamiento con prisión preventiva junto al pedido de desafuero por parte del juez Federal Claudio Bonadio, en contra de Cristina Fernández, en el marco de la causa por el Memorándum de Entendimiento con Irán, representa un verdadero “estrépito foris” (escándalo judicial), ya que es una clara invasión judicial sobre una cuestión política de gobierno. No obstante haber “desbarajustado” de la manera más obscena el delicado equilibrio de poderes que mentó para una república el pensador Montesquieu, el juez en cuestión, avasalló la garantía constitucional que reza: “toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario”. De allí que la prisión preventiva es la excepción en materia penal y no la regla. Sin embargo, con el advenimiento de la gestión de Cambiemos, esto se invirtió con la anuencia de cierto sector de la Justicia Federal. La resolución judicial del juez Bonadio es un claro instrumento de persecución política al opositor, mostrando a una Argentina que aún continúa con prácticas de sesgos autocráticos y teñidos de revanchismo político. Este 13 de diciembre, la historia recordará una vez más el ilegal, injusto y arbitrario fusilamiento del Coronel Manuel Dorrego, concretado en 1828 en la localidad de Navarro, provincia de Buenos Aires. Este prócer supo defender no sólo la causa federal (forma de democracia territorial), sino también los intereses de los sectores populares de aquella Argentina anárquica y de guerras civiles. El sector aristocrático y los interés mezquinos del centralismo porteños, fueron quienes utilizaron al General Juan Lavalle, hombre débil de carácter y de ideas unitarias, para eliminar políticamente a Dorrego ejecutando el fusilamiento infame. Hombre muy querido, cuya muerte causó dolor e indignación y un desorden social que llevó a Juan Manuel de Rosas al poder. Nuestra Patria parece empecinada en no aprender de sus errores, ya que el revanchismo político persiste. Ironías de la historia; a instancias de Cristina siendo presidenta del país, el Congreso de la Nación en julio de 2015, ascendió post mortem al grado de general a este mártir de la historia nacional. Dorrego y Cristina representan la persecución del adversario político a quien hay que eliminar; en el caso de Dorrego, fusilándolo; con la Senadora Cristina Fernández, mediante el atropello del Estado de Derecho.

Mario Alberto Villafañe

Avenida Silvano Bores 100

San Miguel de Tucumán


Garantías constitucionales II

Veo con preocupación el rumbo que va tomando la democracia en nuestro país, con un Poder Ejecutivo Nacional que avasalla los derechos de los ciudadanos mediante decretos, resoluciones y leyes, totalmente perjudiciales social y económicamente hablando. Un Poder Judicial nacional que nos tiene a todos los argentinos en una situación expectante, ya que en cualquier momento uno podría ser objeto de detención arbitraria sin aviso y sin causa, por ejemplo, por escribir una opinión como esta. Independientemente del color político, el jueves fueron detenidos cuatro ciudadanos sin causa real, ¿motivos ficticios? Los ataques terroristas a la embajada israelí y a la AMIA, ¿motivos reales? Ocultar, demorar, pasar a tercer plano el hundimiento del ARA General Belgrano; la muerte Santiago Maldonado y Rafael Nahuel; la debacle económica en la que está sumido el país; el desastre sanitario en el cual estamos inmersos y perjudicados todos los argentinos; la estafa a los jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales; las promesas incumplidas de este Gobierno, como la construcción de hospitales, escuelas, jardines de infantes, facultades, rutas. Mentiras y engaños de las que fueron víctimas el 51% de los votantes y cuyas consecuencias sufrimos el 100% de los argentinos. Por esto, manifiesto mi total repudio al accionar del “partido judicial”, y mi más profunda preocupación por el rumbo que tomó este Gobierno nacional. Llamo a la reflexión de todos los ciudadanos, exijamos que se respeten la Constitución y el principio de inocencia, como garantías ciudadanas en un país libre, democrático y soberano.

Gerardo Marino Alcaraz

[email protected]


Sobre frases célebres

La definición más conocida de frases célebres es: “conjunto de palabras que tienen un sentido”. Algunas tienen la gran virtud de sintetizar en pocas palabras un concepto fundamental de la vida. De algunas de estas frases se conocen sus verdaderos autores y otras se les atribuyen a autores falsos o equivocados. En la Nación (24/11/17) hay una frase de Einstein que dice: “Es difícil saber que es la verdad, pero a veces lo complicado es identificar lo que es mentira”. Las siguientes frases fueron copiadas de mi fichero personal. *Gandhi: “no hay camino para la paz, la paz es el camino”. Citado por Chesterton. *García Márquez: “la vida no es la que vivimos, sino la que recordamos para contarla”. Citado en Historias del Hombre. *Anónimo: escrito en un bar de Sevilla: “en un muro de esta cárcel, está escrito con carbón, aquí el bueno se hace malo, y el malo se hace peor”. *Laín Entralgo: “¿quieres hombres cultos? Enseña algo de humanismo a los científicos y algo de ciencia a los humanistas”. Libro de gracia. *San Isidro, obispo y escritor, Sevilla siglo XVI: “vivamos como si fuéramos a morir mañana y trabajemos y aprendamos como si fuéramos a vivir toda la vida”. *Aristóteles: “soy muy amigo de Platón, pero soy más amigo de la verdad”. *Cervantes: “nos ladran Sancho, señal que cabalgamos”. Esta frase no existe en el Quijote, se la atribuye a Nilo Fabre en “Imparcial”, 1916. *Julio César: al cruzar el Rubicón, no dijo: “la suerte está echada”, sino “el dado está echado”. Historia Imperio Romano. *José Ortega y Gasset, filósofo y escritor, en Buenos Aires no dijo “argentinos a las cosas”, sino: “el argentino tiende a resbalar sobre toda ocupación o destino concreto”. *Gilbert Cherteston, para muchos, el mejor pensador y escritor del siglo XX. Su confesor en el momento de su muerte no dijo: “bendito hombre”, sino, al ver una pluma en su mesa de luz, “bendita pluma”. *Umberto Eco, en uno de sus libros: “natura es todo lo que existe sin la acción del hombre y cultura todo lo que existe a causa de él”. *Antonio Machado: “caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Cancionero Español. *Edouard Herriot, ministro de Educación, en la II Guerra Mundial, escribe: “cultura es lo que nos queda después de olvidar lo que estudiamos”. Sin embargo, La Nación, en 2009 se lo atribuye a Einstein. *Jean Guitton: “la cultura es el recuerdo de un perfume en un frasco vacío”. *Joseph Goebbels, ministro de propaganda del Tercer Reich, decía: “miente, miente, que algo quedará”, sin embargo, Voltaire dejó una frase: “calumnia, calumnia, que siempre algo quedará”. Diccionario Hispano Universal, Volcán, página 1.032. *San Agustín: “Cuando rezamos, hablamos con Dios, cuando leemos, es Dios quien habla con nosotros”. *Malala Yousafzai, 16 años, lucha por la educación de las mujeres de Pakistán, su país, y dijo en la ONU (5/07/13): “los libros y las lapiceras son nuestras armas más poderosas, porque con ellas se puede cambiar el mundo”. Difusión mundial. *Igor Kostin, fotógrafo de Chernobyl (1986), dijo: “el hombre se ha atribuido el papel de Dios y juega con fuego, pero solo cosecha horror”. Y ahora, en forma de hoja de ruta de la vida, unas palabras de Marañón: “Vivir no es solo existir, es vivir y crear, es gozar y sufrir y no dormir sin soñar. Y una frase de mi padre: “la mejor inversión del ser humano, es ser buena persona”.

Marcelo López Avellaneda

[email protected]


El PBI y La cláusula “gatillo”

En su edición del 26/03/14, LA GACETA informó sobre un grupo de diputados nacional opositores al gobierno de Cristina de Kirchner que, liderados por Federico Sturzenegger amenazaban con presentar una demanda penal por “malversación de fondos públicos” contra la ex presidenta, el entonces ministro de Economía y contra el ex titular del Indec. Sucede que este último organismo dio a conocer el índice de crecimiento del PBI para el año 2013, del 4,9%, que automáticamente disparaba la cláusula “gatillo”, del 3%, que obligaba al país a pagar a los tenedores de títulos de la deuda pública -atados al crecimiento del PBI-, la suma de U$S 4.400 millones. Por información de LA GACETA, en la edición del 09/04/14, se conoció que el FMI “curiosamente” apoyaba la certeza del índice y en el acto aconsejó el pago de los bonos, sin dudar sobre a veracidad de las cifras del Indec, demostrando claramente su fidelidad a los “depredadores” del patrimonio nacional. Luego, el diario informó que el entonces ministro Kicillof anunciaba el “no pago” de los bonos, porque el crecimiento del PBI estaba por debajo del 3%. Y 56 meses después, el 24/11/17, se publica en LA GACETA un estudio de la Consultora Ecolatina, que alertaba sobre la posibilidad de que aquella historia se repita: en nueve meses de 2017, el PBI habría crecido un 2,5%, promediando un 0,27% mensual. Es decir, que proyectados a los tres meses que faltan para completar el año, llevarían al crecimiento del PBI a un 0,84% más para totalizar un 3,33%. Esto activaría esa cláusula “gatillo” para el pago de los bonos. Llama la atención a quienes beneficia y genera al menos la pregunta si no fue “una planificación” desde el Gobierno. Si es así, probaría que los funcionarios de Macri son “más rápidos” que los del gobierno anterior. Por lo pronto, los “macristas” ya arreglaron “sin que los veamos” el pago con los “fondos buitre”, “negociaron” también con un dólar a futuro un crédito a 100 años, y ahora también negocian obras con los fondos de la Anses, entre otras acciones. Estos serían los “cambios” destacados del gobierno de Macri.

José Emilio Gómez

Reyes Católicos 112

Banda del Río Salí


Natalicio de Carlos Gardel

A 127 años del natalicio de Carlos Gardel (11 de diciembre de 1890, en el hospital de La Grave, Toulouse, Francia), no podemos sustraernos al misterioso influjo que ejerce su persona. Su vigencia e inmortalidad, curiosamente, siguen creciendo a despecho de la aparición de nuevas formas musicales, que nacen y se extinguen sin explicación racional. El historiador Juan Carlos Esteban dice que el tango no describe la sociedad argentina como un tratado de sociología urbana. Se involucra en ella. Toma partido. El barrio era el protagonista excluyente de lo que ahora llamamos la sociedad argentina; en ese habitáculo convivían santos y malevos. Y en medio de todos, asumiéndolos, está Gardel o, mejor dicho, su duende. Y él se introdujo en la piel de todos esos seres y, al describirlos, los inmortalizó. El manejo de su voz los diferenciaba; para cada uno tenía reservado el tono elogioso, el castigo, la compasión, la ternura. Su inflexión, la impostación de su voz, los matices, la riqueza cromática no eran siempre iguales, sino distintas y cambiantes según sus personajes. Y allí reside la diferencia abismal con todos. Fue único en su tiempo y también ahora. Me cuesta creer en los milagros, pero sospecho que él fue uno de ellos. Su tiempo se incorporó a la historia grande de nuestro país y para comprenderlo hay que pasar por el tango y su máximo cronista.

Luis Salvador Gallucci

[email protected]

Comentarios