La UE y Gran Bretaña pactan los términos de la separación

Se llegó a un primer acuerdo sobre los puntos más complicados

09 Dic 2017

BRUSELAS, Bélgica.- Cuando faltan unos 15 meses para que el Reino Unido abandone la Unión Europea (UE), ambas partes llegaron ayer a un primer acuerdo sobre las condiciones de ese divorcio, según el cual Londres seguirá pagando varios miles de millones de euros a las arcas comunitarias en la etapa de transición posterior al llamado “Brexit”.

El pacto, logrado tras seis meses de negociaciones, incluye también los otros dos puntos más polémicos: Londres garantiza que los 3,2 millones de ciudadanos de otros países europeos que residen en el Reino Unido sigan disfrutando de sus derechos y también que seguirá habiendo libre circulación en la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte, país este último que al formar parte del Reino Unido también dejará la UE.

“Se han hecho los avances suficientes para iniciar la segunda fase de las negociaciones”, dijo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en una rueda de prensa conjunta después de reunirse en Bruselas con la primera ministra británica, Theresa May, quien agregó: “Hemos trabajado extremadamente duro esta semana”.

El Reino Unido es miembro de la Unión Europea desde 1973, pero en marzo de 2019 se convertirá en el primer país en abandonar el bloque, que actualmente cuenta con 28 estados. La decisión la tomaron los británicos en un referéndum celebrado en junio de 2016. Las negociaciones sobre el “Brexit” con la UE comenzaron en junio de 2017.

El comienzo de la segunda fase de las negociaciones podría ser oficialmente anunciado en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que tiene lugar los días 14 y 15 de diciembre en Bruselas.

El presidente del Consejo de la Unión Europea, Donald Tusk, propuso que se converse sobre la fase de transición tras el “Brexit”. En ese periodo, Reino Unido seguirá contando con las ventajas de pertenecer a la UE, pero no tendrá ningún derecho de voto en las decisiones. Londres, sin embargo, se quiere esclarecer cómo se configurarán las futuras relaciones comerciales entre su país y el bloque.

En opinión del negociador jefe de la UE, un modelo podría ser el acuerdo de libre comercio logrado entre la Unión y Canadá, conocido como Ceta. El lunes, Juncker y May ya habían estado a punto de lograr un compromiso, pero quedó truncado por las diferencias sobre la frontera entre las dos Irlandas. (DPA)

Comentarios