Acusaron a la Corte de demorar y le tomaron juramento a Dip

El ex intendente de Lules asumió ayer, con lo que se completó la integración del cuerpo colegiado tras dos años funcionando con 48 bancas. Hubo críticas de opositores por la designación temporaria del justicialista. El alperovichista Mansilla todavía puede arribar a la Cámara, pero necesita un fallo favorable

06 Dic 2017
1

PROVISORIO. César Dip saluda, ya en el recinto, mientras se abraza al vicegobernador Jaldo. Detrás, su esposa, la diputada saliente Gallardo de Dip. LA GACETA / FOTO DE Analía Jaramillo

Luego de 770 días, la Legislatura volvió a tener en funciones a los 49 miembros previstos por la Constitución de la Provincia.

César Elías Dip se sumó ayer, en carácter de legislador provisorio, a las filas del bloque PJ-Tucumán Crece, tras un debate que terminó con 40 votos a favor de su asunción y cuatro en contra.

La polémica estuvo centrada en si correspondía el desembarco del ex intendente de Lules. De hecho, oficialistas y opositores expresaron en el recinto severas críticas a la Corte Suprema de Justicia de Tucumán (CSJT) por no haber resuelto aún la causa sobre la supuesta “re-re” del alperovichista Sergio Mansilla.

Más allá de esto, Dip pudo prestar juramento ante el presidente subrogante de la Legislatura, el también peronista Fernando Juri. El ex intendente luleño permanecerá en la Cámara hasta tanto la Justicia dicte una sentencia de fondo respecto del ex senador nacional. “Es un día importante (para mí), pero siento que un amigo sea el que no pudo asumir”, dijo Dip ante la prensa.

En los comicios de 2015, Mansilla encabezó la nómina de legisladores del oficialismo por la Sección Oeste, que consiguió seis de los 18 escaños reservados para ese distrito electoral. Séptimo estaba Dip. Según una demanda judicial del funcionario alfarista Walter Berarducci, Mansilla ya superó el límite de “re-re” consecutivas para cargos parlamentarios (2007, 2011 y 2015). Según el ex senador, no alcanzó ese tope porque en 2011 dimitió antes de prestar juramento y no llegó a ejercer como legislador. El caso aguarda una decisión de la Corte (ver nota aparte). Hasta que eso suceda, la Legislatura resolvió incorporar al ex intendente luleño.

“El dictamen ha sido elaborado por unanimidad, y hemos coincidido en que se debe respetar la voluntad popular (de los electores del Oeste). Consideramos que dos años es una mora importante por parte de la Justicia”, expuso la titular de la comisión de Poderes, Graciela Medina (PJ-Tucumán Crece).

A su turno, el radical Eudoro Aráoz cuestionó los argumentos legales de la designación temporaria de Dip. Aseguró que el cuerpo estaba “pasando por encima de un pleito que está en la Corte” y señaló que se realizaron “lecturas forzadas” para sustentar la llegada del ex intendente de Lules. “Se traslada una interna del Partido Justicialista (PJ) a esta Legislatura”, señaló Aráoz. Aludía a que Mansilla responde al ex gobernador -hoy senador-, José Alperovich, quien supuestamente mantiene una disputa con el vicegobernador Osvaldo Jaldo. El propio tranqueño refutó al radical tras la sesión. “La interna parece que es de ellos, que votaron de manera separada”, afirmó el presidente de la Cámara.

Más allá de las chicanas, hubo críticas de ambos espacios hacia la CSJT. “Este es un precedente grave (por la imposibilidad de completar el cuerpo). El Poder Judicial lo debería haber resuelto con celeridad”, expresó Marcelo Caponio, apoderado del PJ.

Eduardo Cobos, también oficialista, sumó reproches a la Justicia por la causa “Mansilla”. “Si hubiera varios casos de estos, ¿qué pasaría? Sería el sueño de la oposición tener mayoría alguna vez (en el recinto)”, ironizó.

El radical Fernando Valdez añadió que “la Corte está en mora” en ese expediente. “Hay una cuestión de una banca que no está resuelta; me preocupa”, dijo.

José Canelada, también de la UCR, calificó como “una vergüenza” la postura del alto tribunal. “Es inexplicable esta demora”, señaló. Él, Aráoz, Adela Estofán y Rubén Chebaia (todos radicales) rechazaron la designación provisoria de Dip. El luleño, al fin, logró sentarse en la banca. “Estaré el tiempo que sea necesario; la Justicia lo dirá”, afirmó, ya sentado en el recinto.

Comentarios