Sir Melody confirmó que es el mejor fondista del NOA y batió un récord que llevaba 42 años

27 Nov 2017
1

DEMOLEDOR. Bien conducido por Matías Basualdo, el zaino Sir Melody apabulló a sus rivales en el clásico de 1.800 metros. la gaceta / foto de franco vera

Sir Melody es cosa seria. El notable hijo de Tumultuoso dejó en claro que es el mejor fondista de la región y que su reinado parece no correr ningún tipo de peligro. En una de sus mejores demostraciones, el nieto materno de Festin apabulló a sus adversarios en el clásico “Irineo Leguisamo”, la carrera más importante de la reunión de ayer en el hipódromo tucumano.

El zaino del stud “J.L.R” relegó por 12 cuerpos al santiagueño Patani, en el espectacular tiempo de 1’51”4/5, estableciendo un nuevo récord para los 1.800 metros. La marca anterior había sido de 1’52” y estaba desde 1975 en poder de los caballos Don Quintin y Clasut. Es decir que tuvieron que pasar 42 años para que este récord fuera batido.

“Estoy feliz. La verdad que le tenía mucha confianza, pero nunca me imaginé que gane con la solvencia que lo hizo y mucho menos todavía en tiempo récord”, contó Matías Basualdo, que le brindó una muy buena conducción al pupilo de Carlos Delgadino.

Sir Melody corrió en la delantera los primeros 200 metros y luego se ubicó entre el tercer y el quinto lugar, mientras Binary Code lideraba la prueba. “Entre los 900 y los 600 metros finales creía que Sir Melody no podía ganar. Venía con muy poca acción. Fue en ese momento cuando decidí exigirlo de firme”, reveló Basualdo. Bastó que el jockey lo pusiera a correr de firme, para que el zaino nacido en el Haras La Trinidad pasara al frente junto con Patani en el palo de los 500. El santiagueño solo pudo oponer resistencia 200 metros, porque en los 300 finales Sir Melody comenzó a inclinar la balanza a su favor. “Arrancó con muchísima fuerza. El remate final fue espectacular”, dijo Basualdo. Y realmente fue así, porque los últimos 400 metros, Sir Melody lo completó en 22”2/5, una marca realmente brillante.

Sir Melody batió un récord y ya entró en la historia del turf tucumano. Y todavía puede ir por más, ya que está a un paso de convertirse en el único caballo en triunfar en una misma temporada en las cuatro carreras más importante del “Jardín de la República”. Ya ganó el clásico “Caja Popular de Ahorros” (ex “Congreso de Tucumán”), el Gran Premio “Batalla de Tucumán” y ayer el clásico “Leguisamo”. Ahora, el 16 de diciembre, buscará adjudicarse el clásico “Carlos Pellegrini”.

Por el buen camino

Los aprendices Gonzalo Acosta, Braian Gómez y Facundo Navarro, todos egresados de la Escuela de Aprendices que dirige el chileno Alejandro Rivera, festejaron durante la reunión de ayer. Acosta llevó a la victoria a Mi Flor del Pago, Gómez a Diablero Start y Navarro a Misterioso Sam.

Destacados

El jinete Roberto Pinillo y el entrenador Jorge Guerra sobresalieron al conseguir doblete de triunfos. Pinillo llevó a la victoria a Mount Chance y a Strike Out, mientras que Guerra presentó a los ganadores Diablero Start y Strike Out.

Rodó Corbalán

Andrés Corbalán sufrió una dura rodada en la segunda carrera, cuando el caballo Viusonic chocó las barandas. El aprendiz sufrió golpes y hoy se le realizarán estudios.

El sábado habrá carreras

La próxima jornada se llevará a cabo el sábado y la central será un clásico de 1.400 metros reservado para potrillos.

Comentarios