El joven abatido por un policía estuvo alojado en el Roca hace dos semanas

El efectivo que se tiroteó con el presunto asaltante se encuentra estable.

25 Nov 2017
1

El sospechoso, junto con otras tres personas más, habría interceptado a la pareja metros antes. LA GACETA/FOTO DE DIEGO ARÁOZ

Jalil Juárez, el joven de 18 años abatido por un policía en el barrio Juan Pablo I, había sido alojado en el Instituto Roca hace menos de dos semanas por un robo agravado, cometido en las cercanías del lugar donde perdió la vida.

Hace una semana, siempre según las versiones de la Policía, él y su cómplice habían sido denunciados por haber participado en un enfrentamiento con otros jóvenes, donde uno de ellos recibió un disparo en una de sus piernas.

El tiroteo se produjo ayer por la tarde en la zona de las avenidas Pedro Miguel Aráoz y Silvano Bores

Además, de acuerdo a fuentes judiciales, Juárez y el menor que fue detenido circulaban en una moto que había sido robada el 14 de noviembre en Lastenia. El rodado tenía un dominio de otra moto, pero cuando se consultó el número de chasis y de motor, se confirmó que tenía pedido de secuestro.

“Es probable que se lo deba operar”

El comisario Mario Rojas, subjefe de Policía, confirmó que el uniformado herido se encuentra estable, pero los médicos analizaban si debían operarlo. “El proyectil le lastimó una arteria en el abdomen que no estaba cicatrizando. Los profesionales esperan para definir si lo operaban para cauterizar el lugar”, explicó.

Rojas sostuvo que ambos uniformados prestan servicios en la Dirección de Guardia Urbana y que tienen un muy buen concepto por parte de sus superiores

“Con el jefe (Dante) Bustamante desde hace varios meses venimos sosteniendo que este personal se ha transformado en la primera línea de la fuerza. Desgraciadamente, los barrios son cada vez más violentos. Los jóvenes andan armados y no respetan nada, ni siquiera su vida. Es un problema que nos alarma y preocupa”, concluyó.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios