Una noche con ritmos latinoamericanos

Los grupos Ollanta y Chinchivi recorren el continente sonoro y aportan sus propios temas

25 Nov 2017
1

TRIBUTO. Olllanta Grupo hace referencia al valle sagrado de los incas. PRENSA.-

De las entrañas del folclore argentino al repertorio latinoamericano de raíz negra. Esa es la oferta sonora de esta noche en la Semana de la Música que organiza Estela García en El Círculo de la Prensa. Allí actuarán los grupos Ollanta (Genaro Sánchez, Marcos Martínez y Carlos Martín Calvo, con Alan Fernández como invitado especial) y Chinchivi (María Eugenia Rodríguez Pontet, Rosario Moreno, Ignacio Meriles, Franco Rivadeo, Carlos Seleme, Martín Chebaia y Lautaro Alzogaray).

“Compartir fecha con Chinchivi nos entusiasma mucho porque nos da la oportunidad de hacer un show más dinámico, amplio y renovado”, le dice a LA GACETA Calvo, quien se asume como vocero de Ollanta. “El repertorio fue naciendo desde los inicios de la banda, en un viaje que se hizo al Perú (concretamente, al Machu Picchu) y luego a Jujuy, donde las canciones tenían que ver con nuestra historia e influencias artísticas. Es algo que venimos haciendo desde siempre, con nuestras raíces”, agrega.

De hecho, hasta el mismo nombre de la formación remite al valle peruano de Ollantaytambo. “Es un símbolo de resistencia inca a la invasión española, está cargado de historias, de vida y de inmensidad”, señala Calvo.

Pero a la hora de elegir ritmos, la banda no se limita al repertorio de ese país. “No tenemos una preferencia; tratamos siempre de mantener la amplitud y apertura musical, lo que nos permite investigar distintos ámbitos. Hacemos chacareras, huaynos, zambas con un toque de swing más jazzero, porque somos músicos muy distintos que traemos encima variadas influencias, lo que influye en nuestra musicalidad y permite una fusión de estilos que convergen en uno nuevo -sostiene Calvo-. Al momento de componer no tengo una idea precisa de qué estilo terminará siendo el tema, y enfrento una dicotomía entre el momento de escribir y la elección de la melodía que mejor se adapte a lo hecho. Así surgieron chacareras, canciones y hasta híbridos que no responden a una estructura determinada, pero que igualmente contienen los aromas y sonidos de nuestro continente”.

Comentarios