Elevada cifra de casos de femicidios en el país

23 Nov 2017 Por LA GACETA

Es uno de los males que acompaña al ser humano desde siempre y anida en todos los rincones de la sociedad. Tal vez porque el gen de la violencia está en las bases de su personalidad, muchas veces atenuada o contenida por la educación, por la cultura. La peor de todas es la que se ejerce contra los niños, los ancianos y la mujer. “La violencia de género es quizás la más vergonzosa violación de los derechos humanos. Mientras continúe, no podemos afirmar que estemos logrando progresos reales hacia la igualdad, el desarrollo y la paz”, afirmó en una oportunidad Kofi Annan, ex secretario general de las Naciones Unidas.

En el marco del Día Internacional de la Violencia contra la Mujer que se conmemorará el 25 de noviembre, El movimiento MuMaLá (Mujeres de la Matria Latinoamericana) divulgó datos de femicidios relevados a partir del análisis de medios gráficos y digitales de todo el país, entre el 1 de enero y el 17 de noviembre del año en curso. En ese período, el organismo registró 254 mujeres asesinadas, de las cuales siete son tucumanas; cuatro de estas últimas fueron asesinadas por sus ex parejas, tres fueron apuñaladas, dos de ellas fueron asfixiadas, una fue asesinada a golpes y otra recibió un disparo de arma de fuego. A las 254 víctimas se suman y cuatro travesticidios. Se estima que cada 30 horas ocurre en el país un femicidio.

De acuerdo con el relevamiento de MuMaLá, la franja etaria de entre 21 y 60 años concentra el 65% de los femicidios registrados; el 66% de los agresores tiene entre 19 y 60 años. Respecto de las víctimas, el 32% fueron jóvenes de entre 15 y 25 años; el 13% fueron violadas y abusadas y el 27% estuvieron desaparecidas; 52% de las mujeres eran madres; un 7% estaban embarazadas y el 5% se hallaba en situación de prostitución.

La coordinadora nacional del movimiento y titular del Observatorio #NiUnaMenos, afirmó que sigue sin garantizarse el acceso a la justicia a las mujeres que decidieron denunciar y pedir ayuda. Dijo que el 18% de las víctimas había efectuado denuncias previas, de las cuales el 12% tenía medidas de protección dictadas por la Justicia, lo que indica que todos estos femicidios podrían haberse evitado. “Denunciamos la falta de políticas públicas que garanticen la protección de las mujeres y brinden asistencia integral”, señaló.

En octubre pasado, informamos que en la Fiscalía V se habían recibido más de 100 denuncias diarias por violencia de género entre el 6 y el 17 de ese mes. Durante ese período, habían ingresado 800 denuncias por violencia de género; el fiscal dijo que ese número podía extenderse hasta 1.300 o 1.400 porque aún había varias denuncias que se hallaban en las comisarías esperando medidas o en la mesa de entrada de Tribunales.

La realidad está mostrando que el Estado no actúa con la firmeza suficiente para combatir la violencia, no sólo de género, sino de todo tipo. No basta con atender a las víctimas y brindarles un espacio de contención y seguridad. Es necesario tratar psicológicamente también al golpeador, porque la experiencia señala que su conducta seguirá siendo la misma. Se trata de abordar el problema desde varios ángulos especialmente desde la educación. Desde temprana edad se debe inculcar el respeto por uno mismo y por el otro, la dignidad, la tolerancia, la solidaridad, la comunicación, la dignidad, virtudes donde se asientan las relaciones humanas.

Comentarios