Un joven murió al recibir una mortal descarga

La víctima, de 25 años, lavaba autos frente a su casa cuando ocurrió la tragedia.

21 Nov 2017
1

TRAGEDIA. El joven trabajaba en un lavadero clandestino. CAPTURA DE MAPS

Un lavadero clandestino de vehículos fue el escenario de un trágico suceso, cuando un joven de 25 años murió al recibir presuntamente una descarga eléctrica. Sucedió el domingo. De acuerdo al testimonio de la pareja de la víctima, cerca de las 11, David Sosa lavaba un vehículo frente a su casa, en avenida Las Américas e Italia, cuando recibió la terrible descarga. Su pareja lo trasladó en un taxi hasta el Caps San José, pero llegó sin vida. La denuncia fue radicada en la Comisaría 12°.

No tenía dinero y lo apuñalaron

Cerca de la medianoche del domingo, Roque Venegas, de 74 años, circulaba en una moto por calle Gerónimo García primera cuadra, cuando fue interceptado por un desconocido que conducía un rodado de baja cilindrada. Empuñando un cuchillo, lo amenazó para que le entregara sus pertenencias. Como Venegas le dijo que no tenía dinero, el ladrón lo apuñaló y luego huyó. La víctima fue trasladada en un vehículo particular hasta el Centro de Salud, donde fue asistido.

Operativo de Gendarmería

Personal de Gendarmería Nacional requisó un vehículo utilitario durante un control que realizó en la ruta 344, altura 7 Abril, en Burruyacu. De acuerdo a fuentes de la fuerza de seguridad, los oficiales del Grupo Burruyacu, que depende del Escuadrón 55 de Tucumán, detectaron que en el vehículo se transportaba mercadería de los rubros electrónica, tienda y bazar, valuado en un poco más de $ 145.000 aproximadamente. El conductor y el acompañante -mayores de edad- tienen domicilio en la capital tucumana.

Comentarios