Amado asegura que no se achicará la planta estatal

El ministro advirtió que los gremios no pidieron formalmente un bono de fin de año. La cláusula “gatillo” de los acuerdos salariales se revisará en enero y ,si la inflación de 2017 supera el 23%, habría una suba.

19 Nov 2017
1

SIN BONO EXTRA. El ministro explicó que el Ejecutivo está abocado a reunir los fondos para el aguinaldo. la gaceta / foto de héctor peralta

La demora en el pase a planta de empleados estatales y el acuerdo de la Provincia con la Nación para aprobar la Ley de Responsabilidad Fiscal- que los sindicatos interpretan que implicará achiques- pusieron en alerta a los gremios estatales tucumanos. Los representantes de los más de 100.000 empleados públicos plantearon su preocupación a las autoridades y obtuvieron un compromiso.

Los ministros de Gobierno, Justicia y Seguridad, Regino Amado y de Economía, Eduardo Garvich, estamparon sus firmas en los últimos días en un documento en el que ratificaron las promesas de las actas acuerdo firmadas durante las paritarias de este año. Sobre todo, respecto del punto que sostiene la voluntad del Ejecutivo de evitar despidos sin causa.

“Cada sector tiene sus reclamos, fueron escuchados. El común es la preocupación de los contratados y temporarios que temen ser despedidos por los rumores de que la Nación pide a las provincias que hagan ajustes. En el caso de nuestra provincia, no sucederá”, expresó Amado a LA GACETA. Recordó que en los convenios firmados quedó establecida la intención de que los contratados que cumplan determinados requisitos pasen a planta transitoria y que los transitorios, lo hagan a su vez a la permanente.

Consideró que la “paz social” se mantuvo porque la Provincia superó el techo de aumento de la Nación (fue del 17% y la Provincia otorgó el 23%). “Felizmente la decisión política del gobernador nos permitió acordar e iniciar las clases en tiempo y forma y estamos por cumplir los 180 días de clases. Muchas veces (estamos) muy exigidos en nuestras cuentas, pero estamos priorizando los reclamos y dando lo que podamos”, afirmó.

Amado explicó que siguen de cerca la inflación, por las llamadas cláusulas gatillos de los acuerdos, que prevén un reajuste si el índice anual supera el 23%. “Había dos revisiones previstas. Una en septiembre, pero los números del Indec no llegaron al porcentaje de aumento. La otra era para diciembre. Como la inflación anual se publicará entre el 5 y 10 de enero, esperaremos. Si pasa del 23%, se pagará la diferencia retroactiva a diciembre cuando cobren en febrero”, detalló.

Por otro lado, explicó que no hubo un planteo formal de los frentes gremiales para el pago de un bono extra de fin de año. “La Nación informó que no lo pagará a los trabajadores de la administración nacional. El área de Economía está abocada ahora a obtener los recursos para poder hacer frente al pago de los salarios y del medio aguinaldo”, consignó. El año pasado, de manera extraordinaria, se había abonado a los agentes $ 2.250 en dos partes y un anticipo de $ 750 pesos para los docentes.

El gobernador Juan Manzur había afirmado a LA GACETA que tampoco tenía previsto afrontar una suma extra.

Amado se refirió, por otro lado, a las versiones que dan cuenta de que el área de Seguridad volvería a ser un ministerio. “No hay novedades, pero siempre estamos a disposición. Muchas veces los cambios son necesarios para oxigenar una gestión”, opinó. También consideró que quien conduce al oficialismo en la provincia es Manzur, aunque expresó su respeto a Osvaldo Jaldo y José Alperovich. “Siempre quien gobierna es quien conduce y a eso nos aferramos los que integramos un proyecto”, afirmó. Opinó, además, que lo más conveniente para el proyecto político y la gestión es que Jaldo se quede como vicegobernador y no asuma en su banca de diputado.

Temas

Regino Amado
Comentarios