Citrusvil y San Miguel recibieron su certificación de calidad “Alimentos Argentinos”

Los empresarios Pablo Lucci y Martín Carignani destacan el significado de la distinción recibida, por el trabajo premim que realizan.

18 Nov 2017

En el marco de la Feria AlimentAR -días pasados-, funcionarios del Ministerio de Agroindustria de la Nación entregaron la certificación “Alimentos Argentinos, una elección natural” a las empresas tucumanas Citrusvil SA y SA San Miguel Agiciyf, para que puedan utilizar el sello en “limón fresco”. Son las primeras productoras de limones del país en obtener el derecho de uso.

Los certificados fueron recibidos por Daniel Lucci y Pablo Lucci en calidad de presidente y vicepresidente de la firma Citrusvil, y por Lucas Méndez Tronge, director de Relaciones Institucionales y Sustentabilidad de SA San Miguel.

Con este reconocimiento, las empresas, además, contarán con el reintegro adicional del 0,5 % establecido por el Decreto 1341/2016 y la Resolución MA N° 90-E/2017, para aquellos productos que revistan la condición de orgánicos, o que cuenten con el derecho de uso del Sello “Alimentos Argentinos una Elección Natural” o con una “Denominación de Origen”, herramientas coordinadas por la Subsecretaría de Alimentos y Bebidas del Ministerio.

Cabe recordar que el sello “Alimentos Argentinos” es una marca registrada y el empleo de su isologotipo solo es cedido a las firmas elaboradoras que adaptan su producción a protocolos de calidad específicos, cuyo cumplimiento es auditado en todos los tramos de la cadena productiva.

Los desafíos

De ese modo, el productor refuerza la confianza del consumidor, testimonia que reúne atributos de calidad premium, y fortalece la identidad productiva que el país exhibe ante el mundo. LA GACETA Rural dialogó con directivos de ambas compañías, quienes transmitieron el significado que tiene la distinción que les otorgaron.

“Recibir esta certificación significa que hemos dado cumplimiento a requisitos y normas de Alimentos Argentinos, normas que ya veníamos cumpliendo con la producción a campo, industria y empaque. Hemos cumplido con todo un proceso para poder certificar”, comentó Pablo Lucci en diálogo telefónico.

“Contaremos con un beneficio extra: en la exportación de limón fresco habrá un reintegro de un 0,5% adicional a la exportación. Esto tendrá un impacto económico favorable, que siempre en bienvenido y es necesario”, agregó.

“También existe interés para que esto se pueda extender a la producción industrial: jugos, aceites y cáscara de limón. El Gobierno Nacional tiene la intención de readecuar la norma, así que trabajaremos sobre esa certificación para industria cuando llegue el momento”, señaló Pablo Lucci.

Quien también dialogó con nuestro cronista fue Méndez Tronge, que recibió la distinción en representación de SA San Miguel.

“Esto comenzó cuando el Ministerio de Agroindustria de la Nación implementó un protocolo para certificar alimentos frescos. Nos auditaron a través de una certificadora independiente, según ese protocolo, y verificaron nuestro proceso productivo, desde el campo y hasta la industria, con parámetros específicos que debíamos cumplir”, comenzó diciendo.

“¿Qué impacto tiene? Bueno, aprovecharemos el valor comercial que tiene el sellos Alimentos Argentinos, que es un sello de Marco País muy importante para todos los alimentos que se producen en la Argentina”, destacó.

Y específicamente, “nos aumenta en un 0,5% el reembolso que recibimos por exportación de limón fresco, que es un beneficio que nos otorga la AFIP. Se trata de una cifra adicional que puede ser un valor importante, un número interesante, según cómo se desarrolle el comercio internacional ese año”.

En cuanto al jugo de limón, el directivo de SA San Miguel comentó que “existe un protocolo, y solo falta que cada empresa inicie su proceso de certificación”.

Antecedentes

Estas firmas exportan aproximadamente 145.000 toneladas/año a destinos como la Unión Europea, Rusia, Ucrania, Oriente Medio, Lejano Oriente, Brasil y México, entre otros, señala la comunicación que difundió el Ministerio de Agroindustria de la Nación.

Desde la Secretaría de Agregado de Valor destacaron que esta distinción no solo consolida los productos argentinos en los mercados tradicionales, sino que ayuda a abrir nuevas puertas comerciales comunicando la sanidad y la excelente calidad de los alimentos que exportamos.

Desde que entró en vigencia este Decreto y su reglamentación, se han entregado 62 certificados de reintegro, por un total de 772 toneladas de productos, lo que equivale a un valor FOB de algo más de U$S 1,61 millón.

Comentarios