El plantel “santo” superó la presión de ganar y ahora va por más

17 Nov 2017
1

UN PESO MENOS. Busse (brazo en alto) admitió que el plantel se sacó un problema de encima con la victoria lograda en Corrientes, el pasado fin de semana. la gaceta / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

El trabajo bajo presión es un tema complicado que afecta mucho más de lo que se cree. La psicología laboral explica que es algo que se realiza bajo condiciones adversas de tiempo o de sobrecarga de tareas, y que demanda mantener la eficiencia y no cometer más errores de lo habitual.

En la mayoría de los casos, esa presión agranda el margen de error. El estrés y el nerviosismo entran en juego y crean un combo maldito para tirar abajo cualquier esperanza de consolidar una buena tarea.

En el fútbol, la presión es algo con lo que los protagonistas deben aprender a convivir. Las ganas (y obligación en muchos casos) de ganar y lograr cosas importantes, generan una locura muchas veces contraproducente.

El plantel de San Martín lo vivió en la semana post derrota con Atlético de Rafaela y previa al duelo contra Boca Unidos. Con los rumores de una posible salida de Diego Cagna, si el resultado en Corrientes no acompañaba, la necesidad de ganar llegó a su pico máximo. Y eso generó una presión que maniató al equipo en los primeros minutos, aunque luego logró sacarse ese peso de encima.

La imagen del festejo del gol de Juan Galeano resumió lo que valieron esos tres puntos. El banco de suplentes explotando de alegría, jugadores corriendo a abrazar al autor de gol, miradas al cielo y lágrimas de emoción dan fe de que, a orillas del Paraná, el “Santo” liberó tensiones.

“Obvio que fue un desahogo. Estábamos viviendo un momento feo, difícil y eso pesa mucho. Por suerte lo supimos sacar adelante con mucho empeño”, relató Walter Busse, en diálogo con LG Deportiva.

El volante salteño entiende que ese festejo sacó 1.000 kilos de los hombros de cada uno de los jugadores del plantel y del cuerpo técnico. “Sabíamos que ese era el momento y que todo podía complicarse si no conseguíamos una victoria. Creo que ese partido dejó en claro el grupo que hay. Nunca flaqueamos y supimos dar vuelta una historia que parecía muy complicada”, agregó.

Ignacio Arce también piensa que la victoria liberó fuerzas. “Necesitábamos ganar y lo conseguimos justo a tiempo. Se venía hablando mucho, pero demostramos que estamos fuertes. Estamos pagando los costos de llevar adelante un proceso nuevo, que requiere de un poco de tiempo para que se acomode. Es verdad que la desesperación hace que uno cometa errores, por ese motivo es que hay que estar tranquilos. Tenemos muy buen material y cuerpo técnico que trabaja mucho”, afirmó el arquero.

Superado ese primer obstáculo, en La Ciudadela nadie piensa que la presión desapareció por completo. “Acá siempre hay que ganar y lo entendemos. Logramos cortar esa rachita negativa y ahora debemos acostumbrarnos a ganar; sobre todo de local. Queremos que esto sirva de envión anímico para lo que viene. La idea es sumar la mayor cantidad de puntos para terminar bien el año y mirar con otros ojos el último tramo del torneo”, anheló Busse, sabiendo que Quilmes no será un rival accesible. “Tiene un gran plantel. Por lo que representa en la categoría, creo que vendrá a jugarnos de igual a igual. Ojalá que así sea porque eso nos permitirá tener más espacios para poder lastimarlos”, sentenció.

En tanto, Arce sólo pide ganar. “En nuestra cancha no podemos perder más puntos. Tenemos que conseguir una buena racha hasta que llegue el receso”, aseguró.

En San Martín se sacaron de encima la mochila más pesada. Ahora es el momento de dar un paso adelante, en un camino complicado que tiene una recompensa que cotiza en bolsa.

Comienza la fecha 9

Además del duelo entre Atlético y Arsenal, dos juegos más serán los adelantados de la fecha 9 de la Superliga. A las 17, Argentinos Juniors recibirá la visita de Colón; mientras que a las 21.30, Newell’s y Belgrano jugarán un duelo de necesitados.

La chance más esperada

Cristian Espinoza, que en el duelo contra Racing reemplazará al suspendido Edwin Cardona, sabe que está ante su gran oportunidad. “Tengo confianza en mis cualidades. Sueño con ganarme la titularidad en un plantel en el que hay grandes jugadores”, comentó el ex delantero de Huracán.

Un cambio en River

La expulsión de Ignacio Fernández en el Superclásico obliga a Marcelo Gallardo a hacer un cambio. El DT tiene en mente incluir a Ariel Rojas en lugar de “Nacho”. Así, el “11” para visitar a Independiente sería: Lux; Montiel, Maidana, Pinola y Casco; Ponzio, Rojas; Auzqui, De la Cruz y “Pity” Martinez; Scocco.

Sólo sirve ganar

Racing viene mal en la Superliga y hace poco recibió el duro golpe de quedar eliminado de la Copa Sudamericana. Por eso, derrotar a Boca es casi una obligación para los dirigidos por Diego Cocca. “Este partido es fundamental para prendernos en la lucha. Estamos en deuda con nosotros y con nuestra gente”, admitió el volante Augusto Solari.

Apuesta a la rotación

Independiente apuesta todas sus fichas a volver a ganar algo a nivel internacional. Por eso ahora apunta sus cañones a la primera semifinal de la Copa Sudamericana contra Libertad. Por eso, Ariel Holan apelaría a la rotación para recibir a River. El único que disputaría ambos duelos será el arquero Martín Campaña.

Llegó para jugar

Fernando Belluschi volvió a las prácticas de San Lorenzo luego de la gira con la Selección y es casi un hecho que jugará como titular mañana, contra San Martín de San Juan.

Comentarios