Se desplomaron cuatro árboles de gran porte en la Capital durante la tormenta del miércoles

17 Nov 2017

Fueron cuatro los árboles que se desplomaron a causa de las ráfagas de viento del miércoles por la noche. El único que ocasionó una tragedia fue el ficus de la calle Monteagudo al 1.800, que terminó con la vida de Julián Gerardo Guzmán, de 39 años. Mate de Luna y Próspero Mena, Lavalle y La Rioja, y La Madrid al 2.300 fueron los otros puntos en los que se desplomaron los ejemplares, según informó Carlos Arnedo, secretario de Servicios públicos del municipio capitalino.

“De los 285.000 árboles que conforman el arbolado urbano, se cayeron cuatro. Lo de la Monteagudo al 1.800 fue una fatalidad terrible e imposible de prever, porque el arbolado de esa cuadra está en perfectas condiciones”, sostuvo el funcionario. Además, comentó que en la Dirección de Espacios Verdes no hay registros de pedidos formales para extraer el ficus que se cayó durante la tormenta.

“Esa zona tiene constantes problemas de pérdidas cloacales y de agua potable, lo que puede estar debilitando las raíces del arbolado. También contribuye la propia pendiente de las calles, ya que con una mínima lluvia el agua corre a gran velocidad”, diagnosticó Arnedo.

En la avenida Mate de Luna al 1.500, a pocos metros del Monumento al Bicencentario, no ocurrió una tragedia por cuestión de segundos. Una lectora de LA GACETA compartió a través de Facebook un video del momento de la caída del árbol y contó que durante esos segundos el semáforo se encontraba en rojo. Por ese motivo, cuando el añoso ejemplar se desplomó contra el pavimento no hubo que lamentar heridos ni daños materiales.

En Famaillá

Un enorme tinglado de 700 metros cuadrados inaugurado a fines de junio en el Complejo Deportivo Malvinas Argentinas, de Famaillá, se desplomó durante el temporal. Aunque sólo se produjeron daños materiales, bien pudo provocar una tragedia, ya que momentos antes alumnos de un colegio habían realizado una muestra de educación física en el predio.

El tinglado cubría un playón deportivo. Se había erigido con fondos de la Nación y había sido inaugurado el 30 de junio por autoridades nacionales, provinciales y municipales.

“Nos asustamos por el ruido. Los chicos están todos bien”, aclaró Graciela del Carmen Álvarez, representante legal del Instituto Privado Famaillá. En diálogo con LA GACETA, explicó que alumnos de nivel inicial, primario y segundario realizaron la muestra desde las 19, pero precisó que el evento -del que participaron alrededor de 300 personas- se realizaba en otro sector del predio.

Comentarios