Clientelismo político: Bejas dice que estaban listos para combatir bolsones, no tickets

“Los que propiciaron todo esto no pueden quedarse tranquilos. La Justicia les va a aplicar todo el peso de la ley”, alertó el juez federal con competencia electoral. Advirtió sobre una falta de ética en la dirigencia.

26 Oct 2017

Acarreo de votantes, entrega de tickets de compra de mercadería, de vales para combustible y carne, acusaciones cruzadas entre los partidos. La jornada electoral del domingo estuvo signada por los escándalos fuera de los establecimientos escolares donde debía votarse. Y es sobre eso que la Justicia Federal puso el foco luego de que se concretaran más de 70 denuncias en la fiscalía de Carlos Brito y en el juzgado de Daniel Bejas, juez electoral. Y el proceso recién comienza. Ayer, en diálogo con LA GACETA, Bejas fue contundente: “los que propiciaron todo esto no pueden quedarse tranquilos. La Justicia les va a aplicar todo el peso de la ley”. Este fue el diálogo que pudo verse anoche en “Panorama Tucumano”, el programa de LA GACETA que se emite los miércoles por Canal 10.

- Pasaron las elecciones. ¿Qué balance hace como juez electoral?

- Hay dos situaciones que hay que analizar, las previas al comicio y las del comicio. La organización fue perfecta. El cronograma se cumplió sin inconvenientes. El día de la elección hubo un presentismo muy grande; terminó el comicio, se hizo el conteo y no hubo ningún problema dentro de los establecimientos. Luego podemos hablar de qué fue lo que pasó fuera del recinto escolar. Hubo en total entre 71 y 73 denuncias.

- ¿El problema se dio de la puerta de las escuelas hacia afuera?

- Exactamente. Las medidas que se podían tomar en el acto tras las denuncias se las tomaron, como la intercepción de personas que estaban acarreando gente. En otras la investigación sigue, por ejemplo una denuncia de una persona que se sintió amenazada, y que está en manos del fiscal (Pablo) Camuña. Habíamos previsto, por lo sucedido en las anteriores elecciones provinciales, el acarreo de gente. Es muy difícil determinarlo, pero no es un delito. ¿Cuál es el peligro del acarreo? Que cuando se lleva a cabo, el que acarrea es un puntero, lo controlan que traiga a la gente, los dirige, les pone o no el voto en la mano... Por eso lo prohibimos. Se debía interceptar el acarreo, los ciudadanos se bajan y debían pedir instrucciones al Juzgado. El bolsoneo sí es delito, ya que hay una presión psicológica al ciudadano. Si se advertía que estaban repartiendo mercadería en bolsones, se detenía a las personas. Hubo muchas denuncias y no teníamos tiempo de determinar si era real. Pero no sucedió en este caso. No sucedió lo del bolsoneo, pero comenzaron a entrar cerca de las 10 denuncias de los partidos que identificaban que había tickets que eran entregados con votos. Se llevaron a cabo tareas de inteligencia. Y cerca de las 18 se denunció que la gente estaba yendo a la empresa que había entregado los tickets para cambiarlos por mercadería. El informe está en manos del fiscal. Además hay denuncias de entregas de vales para combustible y para carne.

- ¿Recibir los tickets, o el bolsón, determina psicológicamente a una persona a la hora de votar?

- Todo lo que pueda significar una presión psicológica, económica o lo que fuera conspira contra la claridad de la persona que va a votar. El derecho al momento del voto está asegurado, pero hacia afuera son prácticas desleales para una eleccion. El artículo 38 de la Constitución Nacional determina que los partidos políticos son instituciones fundamentales para la democracia. Es decir, la democracia se asienta en los partidos políticos. Cuando mejor sea la calidad de los partidos, mejor será la democracia. Cuando los partidos llevan a cabo prácticas desleales o prácticas que conspiran contra esta democracia, hay un ataque al sistema de nuestro país. Es lo que estamos investigando. ¿Fue circunstancial? ¿fue de los partidos políticos? ¿fue de un grupo de politicos? Habrá que analizarlo, pero toda práctica que conlleve una presión psicológica o económica o lo que fuere conspira contra la democracia. Esto con el tiempo deberá irse dejando en la práctica. Preveímos situaciones como bolsoneo, o acarreo, y aparecieron nuevas figuras. Es cierto que el ser humano tiende a una imaginación muy grande, pero está la Justicia para dar la última respuesta. Debemos ver si se configuraron hechos delictivos y aplicar la ley.

- ¿Se debe dotar de mayores herramientas legislativas a la Justicia para actuar?

- Las herramientas las tenemos; está el Código Electoral. Creo que así como la emisión de moneda provoca inflación y deprecia el valor moneda, las excesivas leyes deprecian al derecho. Este es un problema de ética de los partidos, de los que emiten opiniones sin fundamentación, de los ciudadanos. Esto tiene que cambiar. Pasa todo por una ética, no creo que más leyes o leyes más duras sirvan; la imaginación no tiene límites.

- ¿Se reunió antes de la elección con apoderados de los partidos y les comentó que estas prácticas iban en contra de la democracia, tal como usted advierte?

- Tuvimos la reunión y les expresamos que la Junta había sacado una resolución prohibiendo estas prácticas, se les transmitió a los apoderados... En los hechos se hizo lo que se vio; lo que pudimos parar, lo paramos; todos sabían que no íbamos a permitir estas cuestiones; no hubo robo de boletas; lo que no pudimos prever es este nuevo sistema de reparto. Y mañana, si vamos sobre esto, inventarán otro sistema. Y ahí estaremos nosotros para castigarlos.

- ¿Cómo se resuelve todo esto?

- A la ciudadanía le falta confianza en las instituciones, pero los que conducen la provincia, los que están en lugares clave son responsables sobre la ética y en darles confianza a los ciudadanos, porque si no nada serviría. Elija alguna institución que no esté criticada. La gente no sabe ni tiene la obligación de saber. Adentro de los establecimientos fue perfecto. Pero todo quedó opacado por lo que pasó afuera. Y es una pena. Todos los fiscales, los presidentes, los delegados hicieron curso. No hay nada que reprochar. Ahora vamos a ver qué dice el fiscal, que es el titular de la acción pública. Si hay imputación veré qué haremos y citaré a indagatoria si es necesario.

- ¿De dónde sale el dinero para estas prácticas?

- Después viene el control de las rendiciones de cuenta. Y nosotros vamos a hacerla. A través de nuestros contadores. En las anteriores elecciones a muchos partidos no se les aprobó la rendición de cuentas. La economía de un partido tiene límites y eso está concentrado en un responsable económico. No puede haber ni una publicidad que no esté autorizada por el responsable. Consecuencia, cuando rinden cuentas se controla que no haya captación de dinero espurio, y somos muy severos con esto. En las elecciones pasadas a los dos partidos mayoritarios no se les aprobó en la provincia la rendición de cuentas. Y eso significa que si hay delitos se seguirá investigando.

Comentarios