Ordenados sí, esclavos no

La clave de la buena alimentación es organizarse con las comidas.

09 Sep 2017
1

“Los alimentos, además de movilizar nutrientes, movilizan emociones y recuerdos. Alimentarse es una forma de gratificación y privarse, prohibirse y restringirse esa gratificación alimentaria aumenta el riesgo de que se desordene la alimentación y caer en la tentación del picoteo, enemigo de cualquier plan alimentario”, advierte el nutricionista Guillermo Omar.

En este boom por el fitness y la vida saludable, muchas personas se terminan convirtiendo en esclavos de la alimentación. Pero los nutricionistas se están alejando cada vez más de las “dietas” como estructuras rígidas y prefieren hablar de pautas de alimentación. Lo que se busca es conseguir un cambio en los hábitos alimenticios y que se pueda equilibrar la buena nutrición con el placer de una buena comida.

Comentarios