En “Criollo” se lucen la guitarra y el bandoneón

El dúo Arias Castro reivindica los sonidos folclóricos clásicos y bailables de la región.

06 Sep 2017
1

PARA BAILAR. Santiago Arias y Sebastián Castro presentan su primer disco.

ACTÚAN MAÑANA

• A las 22 en La Negra Restaurant (General Paz y Miguel Lillo).

Las teclas del bandoneón están a cargo del jujeño Santiago Arias y el pulso de la guitarra es responsabilidad del salteño Sebastián Castro. Entre ambos construyeron “Criollo”, un disco exquisito con temas clásicos del repertorio folclórico del norte y otros propios, interpretado con sólo esos instrumentos que hacen vibrar bailecitos, zambas, chacareras y gatos.

El dúo subirá mañana al escenario de La Negra para ofrecer su material, en la segunda visita a Tucumán de Arias en pocos meses. El músico -con el que habló LA GACETA- integra además La Cangola Trunca, conjunto con el que se presentó en julio.

- ¿Cómo definieron el repertorio?

- Fuimos buscando temas que nos resonaban con el color ese de las carpas, del folclore que hemos escuchado de chicos, o que simplemente nos gustaban y empezamos a buscar por ahí. Descartamos muchos en la búsqueda, era como prueba y error.

- El bandoneón brilla en un disco de folclore norteño pero, ¿está presente en la región en este momento?

- El bandoneón no está para nada olvidado en la región, por suerte. Incluso creo que está resurgiendo. Hay muchos jóvenes bandoneonistas. Además, cada vez que aparece es como si fuera uno de los íconos más importantes y respetados de la música, de la fiesta popular del norte; la gente mayor lo reconoce de esa manera y en los jóvenes creo que genera una sensación parecida.

- ¿Hay nuevos compositores en el NOA que incluyen al bandoneón en sus creaciones actuales?

- No conozco compositores actuales de la región que incluyan el bandoneón de una manera nueva; sí se lo incluye en el papel tradicional, en las agrupaciones de folclore clásico.

- En tiempos en lo que todo parece ser fusión, ¿se están perdiendo sonoridades?

- No sé si se van perdiendo, creo que se van transformando, como los contextos que las contienen. Hay estéticas que se pierden, pero también aparecen otras nuevas. En algunos casos es lamentable y en otros es glorioso.

- Es un disco que invita a bailar los ritmos tradicionales, ¿también fue su objetivo?

- Sí, nos parece fundamental la danza en esta música, es la esencia y da la dirección al músico. Siempre tocamos pensando en eso.

- Ustedes ganaron el segundo premio del Fondo Nacional de las Artes con este proyecto. ¿Le dio visibilidad?

- Nos ayudó económicamente a editar el disco, sin eso se nos hubiera hecho muy difícil. Pero no le dio visibilidad, según mi opinión.


Comentarios