Con apoyo de Unicef se abren consultorías en las escuelas

El objetivo es asesorar a alumnos y docentes sobre temas difíciles, como violencia y sexualidad.

06 Sep 2017
1

CONVENIO. El ministro Lichtmajer junto a Ana de Mendoza, de Unicef. Foto de Ministerio de Educación.-

Las escuelas sumarán un nuevo ámbito para mejorar la salud general de los alumnos y su relación con los docentes. Se trata de la creación de centros de salud integral, que no tendrán a cargo la asistencia clínica directa, sino que serán espacios de consultoría donde se analizará y orientará sobre situaciones difíciles que se presentan en la escuela, y que muchas veces exceden a las funciones del docente. ¿Ejemplos? Embarazo adolescente, falta de contención del alumno en la casa, violencia física o verbal y problemas de adaptación, entre otros. Los centros estarán atendidos por docentes capacitados por Unicef.

En el marco de las relaciones de cooperación con organismos internacionales como Unicef y Unesco, que lleva a cabo el Ministerio de Educación, esta semana el ministro, Juan Pablo Lichtmajer, y la referente de Unicef en la Argentina, Ana de Mendoza, firmaron un convenio. Las áreas de cooperación incluyen distintos proyectos y actividades: la implementación de un modelo de escuelas secundarias rurales mediadas por TIC; la evaluación de impacto de los modelos de escuelas secundaria vigentes en la provincia; y también la promoción de la terminalidad en el nivel secundario en escuelas donde funcionen salas maternales.

El ministro Lichtmajer explicó cómo funcionarán los centros de salud integral asesorados técnicamente por Unicef. El primero se abrió en una escuela de Lules. Su objetivo es brindar bienestar a niños, jóvenes y a su familia. Este es el primero de 33 centros, señaló el ministro.    

El segundo proyecto son las escuelas de nuevo formato, de nivel secundario, cuyo objetivo es la inclusión sin descuidar la calidad. Serán alrededor de 10 escuelas secundarias mediadas por TICS, pero en todos los casos los caminos conducen a permanencia del alumno en la escuela. “Nada se hace por imposición sino por consenso y trabajo de las comunidades de cada escuela”, aclaró el ministro Lichtmajer.

“Las representantes de Unicef quedaron sorprendidas por el trabajo de Tucumán en el G21 (Gabinete Estudiantil). Les pareció muy de avanzada con la posibilidad de transmitir esa experiencia a otras escuelas e incluso a otros lugares del mundo. Ojalá Tucumán marque tendencia”, ansió el ministro.

El alcance del convenio incluye el apoyo al Congreso Internacional de Educación organizado por el ministerio tucumano. El encuentro se desarrollará entre el 14 y el 16 de este mes, a través de siete sedes que actuarán en forma simultánea. Participarán 2.000 docentes de Tucumán y 15 exponentes de los cinco continentes. “Este convenio viene a ratificar un rumbo que ya hemos tomado como Ministerio de Educación. Nos fijamos una política educativa que tiene arraigo en lo local pero que busca estándares internacionales”, explicó Lichtmajer.

Comentarios