La Nación concentra tres cuartas partes de la renta

Ingresos Brutos representa el 72,5% de los ingresos locales. Es impuesto creció al ritmo de la inflación, según Economía & Regiones Sólo 28% de la recaudación federal se coparticipa a las provincias.

03 Sep 2017

Para el conjunto de provincias, los ingresos del primer semestre del año alcanzaron los $ 753.685 millones, aumentando en $ 205.050 millones respecto a lo percibido un año atrás. La variación interanual fue del 37%, de acuerdo con los cálculos de Economía & Regiones (E&R).

Desde la óptica del Federalismo Fiscal, la distribución continua manteniendo su sesgo centralizador, dado que el Gobierno nacional concentró cerca de tres cuartas partes de la renta federal, quedando en las arcas provinciales sólo un 28% del total, puntualiza la consultora en un reporte sobre la situación fiscal de las provincias. El porcentaje se mantiene al mismo nivel que el observado en el primer semestre de 2016, a pesar de la mayor distribución de recursos, como consecuencia del blanqueo de capitales que incrementó la recaudación nacional sin coparticipar a las provincias, acota.

Según las proyecciones de E&R, esa relación podría mejorar en casi dos puntos porcentuales al cierre del año, “quedando aún muy por debajo del 34% establecido por ley” respecto de la distribución de recursos coparticipables.

La otra parte de la historia de los ingresos se compone de los impuestos provinciales. Según el informe privado, ingresaron $ 275.221 millones, frente a los $ 205.450 millones recaudados un año atrás, lo que implica un crecimiento acumulado del 34% y un ingreso adicional de $6 9.770 millones. Esto significó un crecimiento real de 4,1%, indica. El principal impuesto recaudado por las provincias, Ingresos Brutos (72,5% de la recaudación local), creció acompañando la inflación (28,5%) y no reflejó la mejora en la actividad económica, sino hasta junio, cuando se observó una recuperación acompañando el crecimiento de la actividad. Esto permite sugerir que comenzaría a recomponerse en términos reales en los próximos meses, vaticina la consultora.

El otro impuesto vinculado a la evolución del ciclo económico, el de Sellos, fue el de mejor desempeño al haber crecido en un 60,9%. En valores absolutos, ingresaron $ 26.207 millones, impulsado en muchas jurisdicciones, por la dinámica observada en el sector inmobiliario y reformas impositivas de ciertas provincias.

Por su parte, el Impuesto Inmobiliario presentó una suba del 48,7%, recaudando $ 24.353 millones. Sin grandes variaciones en las alícuotas, este impuesto crece de la mano de las actualizaciones automáticas de los valores de los inmuebles (base imponible).

El otro impuesto aplicado sobre los patrimonios, es el Impuesto Automotor, que ascendió a $ 21.034 millones, presentando una tasa de crecimiento interanual de 45,6%, mayormente explicado por el aumento en los valores de los vehículos y los nuevos patentamientos, sostiene E&R.

Comentarios