Plan Procrear: liberarse de las deudas será clave para acceder al crédito hipotecario

03 Sep 2017
1

La situación es casi frecuente. Un potencial adjudicatario del Plan Procrear recibe el subsidio del Estado para adquirir la vivienda, pero luego va al banco para gestionar el crédito hipotecario con el que terminará de pagar la unidad. Ya en la entidad se da con la novedad de que un ejecutivo de cuentas le comunica que no resultará posible avanzar o porque está afectado en el Veraz o, en el mejor de los casos, porque tiene poco margen para endeudarse porque “quemó” la tarjeta de crédito. Así las cosas, retrocede dos casilleros y sigue integrando en ejército de personas que tienen déficit habitacional en la Argentina.

En estos días, el Gobierno nacional anunció que estudia llamar a inscripción para los créditos subsidiados para la compra de viviendas del plan, en una convocatoria prevista para fines de mes, según precisó a DINERO el director nacional de Acceso al Crédito de la Nación y director ejecutivo del Plan Procrear, Matías Bibiloni.

A raíz de la experiencia de las otras dos convocatorias, el funcionario nacional remarcó que es necesario que los potenciales adjudicatarios corrijan ciertas situaciones para que no tengan futuros contratiempos al momento de pedir el financiamiento al banco. “Se han dado casos en que la persona que requiere un préstamos hipotecario tiene comprometido su margen por exceso en el uso de las tarjetas de crédito. Y se llevan la sorpresa de que no pueden calificar”, puntualizó Bibiloni en una charla telefónica con nuestro diario. Por esa razón, sugirió liberar los márgenes de ingresos y así avanzar en la operación para adquirir una vivienda.

Con los datos existentes, el precio promedio de una vivienda es de $ 1,05 millón. Bibiloni indicó que la familia que quiere comprar la vivienda puede tener ahorros por $ 150.000 y otros $ 350.000 lo pueden integrar con el subsidio del Estado. La diferencia es lo que se gestiona a través de un crédito hipotecario. “Estamos observando que, por primera vez, la franja de la población que tiene ingresos promedio de entre dos y cuatro salarios mínimos, vitales y móviles pueden acceder al crédito, con una cuota estimada en $ 4.400 mensuales.

Bibiloni afirmó que es posible reducir el déficit habitacional. “Esa es la meta de la actual gestión. La verdad que el déficit habitacional en la Argentina no ha parado de crecer en los últimos 30 años hasta llegar a una situación crítica, de difícil acceso a la vivienda. Eso es lo que hay que cambiar”, puntualizó. El funcionario precisó que lo importante del Procrear es que se trata de un plan que llegó para quedarse. “Si tomamos un punto de comparación, podriamos decir que el déficit habitacional en chile es del 7%, mientra que en la Argentina roza el 30%”, acotó.

Según informó la subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, en lo que va del año se concretaron 5576 escrituras. El monto total entregado en créditos hasta el momento es de $ 3271 millones, mientras que los subsidios sumaron $ 1.784 millones.

“Esta iniciativa forma parte del Plan Nacional de Viviendas que impulsamos desde el Ministerio del Interior, con la intención de cubrir el déficit habitacional de 3,5 millones de hogares, considerando las necesidades de refacción y de mejora de la infraestructura”, aseguró Ivan Kerr, Subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, dependiente de Rogelio Frigerio.

Por entidades

El 81% de los créditos Procrear fueron otorgados por bancos públicos, destacándose el Banco Nación con 27.133 préstamos; el Banco Provincia de Buenos Aires 4919; y 2380 del Banco Ciudad. Entre los bancos privados, el Galicia encabeza la lista, con 2675 préstamos otorgados, y lo sigue el Banco Macro, con 2472, se informó desde el Gobierno nacional.

El plazo promedio de los créditos solicitados para vivienda es de 17 años, y el subsidio, de 320.000 pesos (el máximo es de 400.000 pesos). La radiografía se completa de la siguiente forma: el Procrear absorbió el 42% de los préstamos hipotecarios nominados en UVA otorgados este año y el 23% del monto total en pesos otorgado.

por edades
segmentación del financiamiento
De las últimas inscripciones se han tomado las siguientes referencias. Si se segmenta por edad, el grupo de familias adjudicatarias que va de los 31 a los 35 años compone el 35% del total de los créditos otorgados; la franja de los 36 a 40 años, el 26% y la de 26 a 30 años, el 19%. En tanto, si se observa la franja de 41 a 45 años, representa el 11% de los créditos; de 46 a 50 años, el 5%; de 51 a 55, el 2%, y de 20 a 25 años, también el 2%.
 
el programa
una combinación de fondos
El Procrear es un Fondo Fiduciario Público denominado “Programa Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Única Familiar”. Permite la compra de un inmueble a familias con ingresos de entre $ 19.000 y $ 38.000 y combina un subsidio no reembolsable de hasta $ 400.000, un crédito hipotecario UVA y el ahorro familiar, que debe sumar por lo menos el 10% del valor del inmueble.
 
conexiones
“mejor hogar” se incluye en el sistema
El Gobierno nacional también avanza el programa Mejor Hogar, que es parte de Procrear y que consta de dos líneas de créditos: una para conexiones domiciliarias a la red de gas natural en el Gran Buenos Aires (GBA), cuyo objetivo es afrontar el déficit de servicios en viviendas que existe en el país, y la otra, para la compra de materiales para obras de refacciones, se informó desde el Ministerio del Interior.

Por edades
Segmentación del financiamiento

De las últimas inscripciones se han tomado las siguientes referencias. Si se segmenta por edad, el grupo de familias adjudicatarias que va de los 31 a los 35 años compone el 35% del total de los créditos otorgados; la franja de los 36 a 40 años, el 26% y la de 26 a 30 años, el 19%. En tanto, si se observa la franja de 41 a 45 años, representa el 11% de los créditos; de 46 a 50 años, el 5%; de 51 a 55, el 2%, y de 20 a 25 años, también el 2%.

El programa
Una combinación de fondos

El Procrear es un Fondo Fiduciario Público denominado “Programa Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Única Familiar”. Permite la compra de un inmueble a familias con ingresos de entre $ 19.000 y $ 38.000 y combina un subsidio no reembolsable de hasta $ 400.000, un crédito hipotecario UVA y el ahorro familiar, que debe sumar por lo menos el 10% del valor del inmueble.

Conexiones
“Mejor Hogar” se incluye en el sistema

El Gobierno nacional también avanza el programa Mejor Hogar, que es parte de Procrear y que consta de dos líneas de créditos: una para conexiones domiciliarias a la red de gas natural en el Gran Buenos Aires (GBA), cuyo objetivo es afrontar el déficit de servicios en viviendas que existe en el país, y la otra, para la compra de materiales para obras de refacciones, se informó desde el Ministerio del Interior.

Comentarios