Mató de una puñalada a su cuñado y se entregó a la Policía

19 Ago 2017
1

YERBA BUENA. El crimen ocurrió en una casa del barrio Ampliación Castillo. la gaceta / foto de diego aráoz

Una mujer vendía, como todos los días, sus bollos y tortillas a pocos metros de la cancha donde un grupo de adolescente pateaban la pelota en un solo arco. Más allá, una decena de niños jugaban a esconderse entre los autos descuartizados y abandonados en la vereda, mientras un grupo de gallinas correteaban por la calle de tierra. Ayer a la tarde, el barrio Ampliación Castillo de Yerba Buena intentaba volver a su ritmo normal, pese a que al mediodía habían sido testigos de una tragedia familiar: en una de las casas, un joven de 20 años le enterró un cuchillo en el pecho a su cuñado.

La víctima se llamaba José Manuel Chaile y tenía 34 años. Una cuñada y una hermana del hombre, que prefirieron mantener bajo reserva su identidad, le contaron a LA GACETA que él no estaba casado ni tenía hijos, y que aún no tienen del todo claro por qué ocurrió el crimen.

Según las versiones que barajan los investigadores, Chaile habría tenido una discusión con el joven esposo de su hermana. Aunque tampoco tienen claro el motivo por el que habrían peleado, se cree que la relación no era la mejor entre ellos. Entre medio de los gritos, el más joven habría sacado el estuche de la hoja de un pequeño cuchillo y habría ejecutado la estocada mortal.

Poco después llegó al lugar el personal de la comisaría de Yerba Buena, a cargo de Mauricio Álvarez, y agentes de la Motorizada, bajo las ordenes de Juan Reynoso. El caso se resolvió enseguida: el muchacho de 20 años los estaba esperando. Según los documentos oficiales de la Policía, admitió que él había sido el autor del asesinato y antes de ser esposado, les entregó el arma blanca.

A metros de una iglesia

“Esto ocurrió al mediodía pero yo me enteré a la siesta, y encima por las redes sociales. La verdad es que no teníamos mucho contacto”, comentó una de las hermanas de la víctima, mientras intentaban quitar del suelo del pasillo cualquier rastro de la tragedia. El hombre murió al instante, a menos de cinco metros de la entrada a una iglesia Evangélica, ubicada al lado de su casa.

Si bien los efectivos manejaban la información de que tanto la víctima como su cuñado vivían en el mismo terreno, cada uno en su propia casa, una cuñada de Chaile dijo que el fallecido vivía a tres cuadras de esa vivienda, que es la de sus padres. “Conmigo siempre fue una persona excelente, no me puedo quejar. Él no era agresivo. No sé como le van a decir a su mamá, la mujer está internada por tener alta la presión”, se preocupó. Además, dijo que no conocía demasiado al presunto homicida: “ellos se casaron hace muy poco. Hará un mes”, explicó.

Al parecer, según comentaron las mujeres, durante el homicidio sólo habrían estado presentes tres hombres: Chaile, uno de sus hermanos (son ocho) y su cuñado. Cuando LA GACETA visitó el lugar, el único testigo de la escena estaba declarando en sede judicial, en la fiscalía de Mariana Rivadeneira. Luego, quedó detenido en la comisaría de Los Pocitos mientras un Juzgado resuelve su situación.

crimen en el parque
sospechan que ayelén pudo haber sido asesinada por dos asaltantes
“A ella la mataron hombres que viven dentro del parque porque no tienen donde vivir y se drogan, usan paco”, había advertido en la edición de ayer Marcela, una amiga de Ayelén Gómez, la chica trans asesinada el sábado a la mañana en el Parque 9 de Julio. Antes de que saliera esta información, la división Homicidios había logrado ver en las cámaras de seguridad la presencia de dos jóvenes, que podrían ser adictos, y que al parecer estaban buscando a alguna víctima para asaltar. A raíz de este hallazgo, se comenzó a barajar la hipótesis de que la víctima podría haber sido asesinada durante un robo. Por otro lado, tras el encontronazo que hubo en la marcha por justicia entre Jorgelina Salazar y una tal “Luisa”, la primera dijo ante la Policía que había tomado el micrófono ese día para repudiar la presencia de la segunda, a quien tildó de ser sospechosa en el caso, y denunció que por eso recibió amenazas de muerte.
Crimen en el parque
Sospechan que Ayelén pudo haber sido asesinada por dos asaltantes

“A ella la mataron hombres que viven dentro del parque porque no tienen donde vivir y se drogan, usan paco”, había advertido en la edición de ayer Marcela, una amiga de Ayelén Gómez, la chica trans asesinada el sábado a la mañana en el Parque 9 de Julio. Antes de que saliera esta información, la división Homicidios había logrado ver en las cámaras de seguridad la presencia de dos jóvenes, que podrían ser adictos, y que al parecer estaban buscando a alguna víctima para asaltar. A raíz de este hallazgo, se comenzó a barajar la hipótesis de que la víctima podría haber sido asesinada durante un robo. Por otro lado, tras el encontronazo que hubo en la marcha por justicia entre Jorgelina Salazar y una tal “Luisa”, la primera dijo ante la Policía que había tomado el micrófono ese día para repudiar la presencia de la segunda, a quien tildó de ser sospechosa en el caso, y denunció que por eso recibió amenazas de muerte.

Comentarios