Cartas de lectores

18 Ago 2017

Sociedad enferma

Empresarios de la construcción que no saben (en público y por TV) que en el Instituto de Vivienda o en la obra pública hay coimas y sobreprecio, pero en privado nos piden que terminemos con la corrupción que no les permite formular costos y precios... Dueños de ingenios que van a perder 15 días de fábrica (en una zafra corta de cuatro meses) por la desidia de funcionarios que no hicieron mantenimiento en obras de infraestructura básicas, y que salen a justificar en público como accidente lo que es clara negligencia del gobierno provincial: mansos corderos, ponen sus propias máquinas para rellenar el desastre del Canal Matriz/el Dique La Aguadita... Inundados que saben y conocen la irresponsabilidad que fue la que causó la emergencia que vivieron, pero disocian lo que les pasó y todo lo que cíclicamente viene perdiendo de los mismos políticos que siguen votando... Tucumán está enferma: una extraña amnesia parcial afecta a los constructores que no saben de los bolsos de José López, de las obras no ejecutadas del Plan Más Cerca ni de los convenios de Neutralización de Obras de De Vido; a los productores que son conscientes que deben mantener sus campos y fábricas puertas adentro, pero se olvidan, no asignan ni exigen la misma responsabilidad al gobierno que debe conservar lo que es de todos; y lo más grave: ciudadanos a los que no les importa el futuro, sino la dádiva que obtienen en cada elección o en cada inundación.

José Ricardo Ascárate

[email protected]


Los votos del interior

Según la Funcionaria Nacional de Desarrollo Social que es delegada de esa repartición en Tucumán, el Programa “Ayudas Urgentes” (tal es su nombre), fueron entregadas en agosto de 2017, sobre la base de relevamientos realizados en diciembre de 2016. ¿Y se sorprenden porque no los votaron?

Javier Ernesto Guardia Bosñak

[email protected]


Ingresos brutos

Me pregunto quiénes nos defienden de los atropellos del Estado, más precisamente de Rentas de la Provincia. Y cuando digo “nos” me refiero a cualquier tipo de contribuyentes, sea individuos o empresas. Días atrás, revisando el extracto del banco de mi empresa, me doy con la novedad de que Rentas me retiene por un depósito que hice el día 11/8 el 7% del importe, cuando la percepción es del 2,5%, correspondiente a los ingresos brutos. Me presento a Rentas planteando el problema y me dicen que ese aumento en la alícuota se debe a una falta de presentación de dicho impuesto, correspondiente al mes de mayo de 2017. Algo imposible, porque además de presentada, fue abonada dicha posición. Subsanado el error, cuando les pido que me rectifiquen ese porcentual del 7% al 2,5% como es debido, me dicen que no, porque eso se corrige al mes siguiente, es decir en septiembre. Como una especie de castigo al contribuyente por la falta cometida, al que se lo sanciona reteniéndole durante todo un mes con una retención del 7%, donde el error fue de Rentas y no de mi empresa. Vale decir, posterior al reclamo y a los depósitos que realicé durante todo el mes de agosto, seguirán reteniéndome el 7%, cuando la falta o el error fue cometido por Rentas de la Provincia de Tucumán, al haber imputado mal mi contribución. Pero mi empresa debe hacerse cargo, siendo castigada con la percepción de alícuota más alta (7%) durante todo un mes. ¿Hasta cuándo habrá que soportar la opresión de este Estado prepotente, ineficaz y voraz, donde las leyes juegan sólo a favor de ellos? Estoy harto de que nadie proteja a los contribuyentes ya que nosotros, los ciudadanos en general, somos los que sostenemos la función pública

Cristian Frías Silva

[email protected]


Lealtad, pero...

Es bueno que la lealtad se considere una virtud: la ausencia absoluta de ella en una sociedad significaría el caos. Pero, entre personas con el mismo derecho a la dignidad, se supone que las actitudes virtuosas deben ser recíprocas; de lo contrario no sería justo. Es propio de los pícaros ensalzar, con discursos grandilocuentes, la glorificación de la lealtad, cuando ellos mismos no tienen la mínima intención de ser leales. Tras las promesas del gobierno provincial de resolver el problema de las inundaciones, los tucumanos del Este volvieron a inundarse, y todo parece indicar que, si el próximo verano caen lluvias como las del verano anterior, volverán, inexorablemente, a inundarse. Amigos de La Madrid y zonas similares: ustedes no están obligados a mantenerse leales a quienes los han traicionado. Ese tipo de fidelidad incondicional se espera de canes o de esclavos, no de hombres libres.

Ricardo Roberto Manai

Belgrano 63

Tafí Viejo


Luces malas

Un mensaje por este medio para el intendente de San Miguel de Tucumán: los vecinos de avenida Américo Vespucio, entre 9 de Julio y Jujuy, Barrio Judicial, seguimos esperando el cambio de las luminarias públicas que hay en esta arteria. Son de pésima calidad. No alumbran nada. Proyectan más sombras que luminosidad. Son de una luz de color amarillo, tenue y vergonzante, por la calidad y el servicio percibido. Desde mi última carta se sucedieron nuevos asaltos en horas de la noche y en la mañana temprano. Horario este en el que una gran cantidad de personas se encuentran esperando el colectivo o bajando de él. Todo amparado por esta payasada de iluminación. Los habitantes de Barrio Judicial siguen abandonados y menospreciados por las autoridades municipales de la capital; y tal vez ahí, señor intendente, encuentre una de las tantas respuestas, que seguramente usted busca, a su mala performance en las elecciones pasadas... Los vecinos de avenida Américo Vespucio seguimos esperando.

Hugo Gálvez

[email protected]


Titularización docente

Solicito que se me informen sobre la posibilidad de extender o poner nuevamente en vigencia la ley 8.602 de titularización de cargos docentes de la provincia de Tucumán, que data del año 2016 y que dejó de tener vigencia meses después, ya que existen infinidad de cargos no titulares, algunos de los cuales no se modifican desde hace más de 20 años, que es mi caso. Esta situación me condiciona sobremanera en mi desarrollo profesional y económico ya que me impide trasladar mi cargo a otra jurisdicción, lo que debería hacer por razones particulares, manteniendo mi antigüedad laboral de tantos años. Los gremios docentes no están a la altura de los trabajadores; de igual forma actúa el Ministerio de Educación de Tucumán a cargo del ministro Juan Pablo Lichtmajer, que son los que deberían velar por nuestra seguridad laboral.

Carlos García

[email protected]


Estacionar frente a los colegios

Con respecto al estacionamiento en doble fila, estimo que a la salida y entrada de las escuelas no sólo hay que permitirlo sino que los agentes municipales deben estar presentes para ordenar el tránsito. Esto tiene que ver con la necesidad de que los padres de los alumnos puedan llevar y retirar a sus hijos de las escuelas; lleva sólo unos minutos y es impensable que quienes concurren con autos tengan que estacionar a 20.000 cuadras de distancia ya que estacionamiento no hay en ningún lugar, ni siquiera playas de estacionamiento disponibles. De lo contrario, los padres tendrán que concurrir en colectivo o taxis, y es imposible porque a la hora de entrada y salida de las escuelas los padres entran y salen de sus respectivos trabajos, y esta es la única solución de los problemas de horarios que se presentan ante estos casos que molestan a la libre circulación, pero creo que no hay otra solución.

Juan Carlos Lionti

Monteagudo 1209 San MIguel de Tucumá


Caro... pero el peor

Hace años, los argentinos estábamos familiarizados con el slogan que decía: “G..., caro pero el mejor”. Hoy, los tucumanos tenemos otro slogan que dice: “SAT: caro... pero el peor”. Porque no otra cosa es el servicio que nos presta la empresa. Es un servicio de los más caros en el país, si no el más, de un elemento indispensable para el ser humano: el agua potable y el de aguas servidas. Sé positivamente que hay muchos hogares en la provincia que no disponen del primero, y hay muchos hogares que sufren con el segundo; qué digo hogares, la ciudad de San Miguel de Tucumán sufre hoy el problema de las aguas servidas. Llevo ya tres semanas con ese problema en mi hogar. Inclusive hoy, tengo “regado” el jardín de mi casa con aguas cloacales, que ya están entrando a mi hogar. Llevo ya tres semanas pidiéndole a la empresa una solución... y la situación en mi casa empeora. Quiero entrar mi auto al garage y por el cordón corren aguas cloacales; quiero poner combustible y las aguas cloacales están allí, quiero caminar por mi ciudad y el olor a aguas cloacales es nauseabundo. San Miguel de Tucumán es hoy una laguna de aguas cloacales. Me pregunto, ¿no hay nadie en la ciudad que controle a esa empresa? ¿O que la quite del medio porque no cumple su función? O esta: ¿son tan insensibles e irrespetuosos los directivos de esa empresa que no se preocupan en lo más mínimo por el servicio que brindan? Mi código de cliente es el n° 16602205, y mis facturas de la SAT están todas pagas, lo que me da derecho a decirles a estos señores: “váyanse, permitan que otra empresa más responsable y capaz se haga cargo del servicio. Señores del Gobierno, actúen a la brevedad contra esa empresa y dénnos a los tucumanos el cuidado y el respeto que mos merecemos”.

Miguel Angel Saruf

Thames 232

San Miguel de Tucumán


Rembrandt

Gran impacto me causó la muestra “Luces y sombras de Rembrandt”, en el Museo Timoteo Navarro. Este gran maestro holandés (1606-1669) llegó a nuestra provincia con el legado de sus obras maravillosas. A los alumnos y docentes de todos los niveles, a los vecinos, les digo: pocas veces se mostró aquí una muestra de tan alto nivel. Visítenla. ¡Es imperdible ! Agradezco a las autoridades por acercarnos a la obra del inmortal Rembrandt.

Luis María Andrada

Ayacucho y España

San Pedro de Colalao

comentarios