Docente de gran vocación

Eudoro Díaz, tucumano que actuó en Rosario

15 Ago 2017
1

EUDORO DÍAZ. Retrato del educador tucumano, que publica el trabajo biográfico de Ernesto Del Gesso.

Merece sin duda un recuerdo la trayectoria de Eudoro Díaz, un comprovinciano cuya notable carrera se desarrolló en Rosario. Usamos el trabajo de Ernesto Del Gesso, “Eudoro Díaz, tucumano de nacimiento y rosarino por adopción”, para la síntesis biográfica que sigue. Había nacido en Tucumán el 19 de agosto de 1858, hijo de Bartolomé Díaz y Carolina Helguera, y cursó aquí la escuela primaria.

Sus escasos medios lo obligaron a emplearse un par de años en Córdoba y de allí pasó a Rosario, donde se radicó en 1874. En 1876 pudo ingresar a la flamante Escuela de Comercio, de la que fue alumno muy distinguido y obtuvo el título de bachiller en 1879. Su gran vocación era la docencia y a ella dedicó toda su vida. Fue profesor de su Escuela, vicerrector en 1887 y rector en 1889. Durante su conducción, creó la ”Revista Escolar”, primera dedicada a la Pedagogía, y fundó la “Biblioteca Pedagógica”, especializada en educación, que existe hasta hoy. Entretanto, también se había desempeñado como inspector de escuelas municipales y provinciales.

En 1891 fue dejado cesante del rectorado. La injusta medida suscitó gran repudio en la comunidad rosarina. Tanto, que en 1892 se llegó a fundar un colegio, el “Instituto Argentino”, a fin de que Díaz lo dirigiese. Por su iniciativa, se creó la Escuela Normal Provincial de Rosario. Colaborador de diarios y revistas, fue Díaz concejal de la Municipalidad e intendente interino de Rosario, en 1895.

Al año siguiente, lo eligieron senador a la Legislatura, banca que no pudo asumir porque falleció, el 29 de abril de 1896. En su erudito trabajo, Del Gesso puntualiza que Díaz “ganó la estima de los más destacados hombres de la ciudad de su época, por su fecunda y honesta vida”.

Comentarios