Se reducirá un 5% la inversión extranjera en América latina

La Cepal dijo que en Argentina cayó un 64%

12 Ago 2017
1

INFORME. La Cepal dijo que la región acumula cuatro años de contracción. credito

BUENOS AIRES.- La inversión extranjera directa (IED) en América Latina y el Caribe caerá 5% en 2017, con lo que acumulará cuatro años consecutivos de contracción, según proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que recomendó a los gobiernos generar políticas para atraer flujos a la región.

La baja prevista de la IED para este año, sin embargo, es menor al retroceso de 7,9% registrado en los flujos de capitales extranjeros hacia la región en 2016, cuando se invirtieron U$S 167.043 millones, indicó el organismo, que relevó que en la Argentina la caída fue de 64%.

La disminución de la inversión foránea en América latina y el Caribe, que representa 10% de la IED, fue similar a la de 2015, pero menor al 14%o promedio del período 2011-2014, según el informe anual de la Cepal, presentado ayer en la sede del organismo en Santiago de Chile.

Esta tendencia a la baja en la Inversión extranjera directa se mantiene desde 2011, cuando alcanzó su máximo, y acumula desde ese año una disminución de 17%.

“Estos resultados se explican por los bajos precios de las materias primas y su impacto en las inversiones dirigidas al sector de recursos naturales, por el lento crecimiento de la actividad económica en varias economías y por el escenario global de sofisticación tecnológica”, explicó el informe.

La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcenas, explicó que “la inversión extranjera directa fue un factor importante para el desarrollo de actividades exportadoras clave para el crecimiento de América Latina y el Caribe, así como para la creación de nuevos sectores”.

Al respecto, advirtió: “las elevadas brechas de productividad que persisten en la región y los nuevos escenarios tecnológicos que plantea la cuarta revolución industrial exigen nuevas políticas para aprovechar los beneficios de la IED en los procesos nacionales de desarrollo sostenible”.

El director de la Oficina de la Cepal en Buenos Aires, Martín Abeles, explicó que la abrupta caída de la IED en Argentina en 2016 se basó, sobre todo, en el cambio de normas que permitió a las empresas remitir utilidades a sus casas matrices en el exterior, lo que no estaba permitido en el anterior gobierno. “En 2016 la actividad económica en la Argentina decayó en general, la caída del PBI fue de 2,2%, en ese contexto la inversión en general no tuvo grandes números, de hecho la inversión interna bruta fija cayó 5%. El año pasado estuvo marcado por un ajuste macroeconómico, no fue un año de gran dinamismo de la economía argentina”, enfatizó. (Télam)

Comentarios