Zecca: “he procurado ser un buen pastor”

Se despidió de Tucumán con una misa. A la espera del nuevo arzobispo.

12 Ago 2017
1

-LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARÁOZ.-

“En los años en que he conducido esta Iglesia he procurado ser, entre ustedes, lo que se me pide: un buen pastor. Ciertamente con los límites, errores y pecados, fruto de la fragilidad humana. El mismo amor que les profeso es el que me ha determinado a solicitar al Santo Padre Francisco que me asignara otra tarea más acorde con mis posibilidades humanas. He hecho cuanto pude para conservar y custodiar mi fe y la de ustedes. Al juicio misericordioso de Dios me encomiendo. Él conoce los corazones y sabrá perdonar y enmendar mis yerros. También, desde luego, me encomiendo a la misericordia y a la oración de todos ustedes”.

Esas fueron algunas de las palabras elegidas por Alfredo Zecca para despedirse de Tucumán. Durante la noche del jueves el ya ex arzobispo ofició la última misa en la Catedral. Junto a él, entre otros, estuvo el cardenal Luis Villalba. Zecca partirá a Buenos Aires para dedicarse a tareas ligadas con la educación. Mientras, se aguarda con expectativa el nombramiento del nuevo arzobispo. “Estoy seguro de que Dios, en su providencia, iluminará al Papa para que les envíe un Pastor según el corazón de Jesús”, destacó.

“Dejo en Tucumán parte de mi corazón y doy gracias a Dios por la acogida que me han brindado, permitiéndome un pastoreo con matices nuevos y diversos del que había ejercido en mi ya largo ministerio presbiteral, que en noviembre próximo será de 40 años -apuntó Zecca en su homilía-. Deseo también expresar ante ustedes mi deseo de, cuando llegue mi hora, ser enterrado en esta que ha sido mi Iglesia Catedral en mis años como arzobispo de Tucumán”.

Comentarios