En el parque Avellaneda, vándalos destruyen un espacio que debe ser de todos

09 Ago 2017

La imagen debería hablar por ella misma: un banco al que alguien le arrancó el respaldo, en el parque Avellaneda, uno de los espacios públicos más concurridos de San Miguel de Tucumán. “Por eso estamos como estamos”, reflexiona, con amargura, el lector que envió esta foto a LA GACETA, y lleva a recordar que la ciudad no es sólo un espacio físico, un conjunto de edificios y de bienes materiales, sino, además, un espacio de intercambio de ciudadanía, de buena vecindad y de convivencia. Lo público debe ser sinónimo de un patrimonio que es de todos, en lugar de equivaler a “cosa de nadie”. ¿Tendrá asimilados esos conceptos aquella persona que este fin de semana rompió este banco?

Columna caída, peligro inminente

Una columna metálica se cayó el 2/8 en una plazoleta ubicada en Santa Mónica al 1.900, denunció el vecino Pedro Fernando Sisnero. “Se cayó porque su base estaba carcomida por la humedad del suelo. El alumbrado de la plazoleta funciona cuando se prenden las de la vía pública. Por eso, como los cables que las alimentan están a la vista, hay un inminente peligro de muerte, en caso de que con su ignorancia, alguno de los menores que van a jugar por las tardes los toque”. El lector dice que hizo la denuncia ese día en Alumbrado público y la reiteró el 5/8, ocasión en que le respondieron que debían esperar entre 24 y48 horas para intervenir. “Ante el grave peligro de que ocurra una tragedia, ¿quién será responsable?”, se preguntó.

Paso a nivel abandonado en la principal zona hotelera de San Miguel de Tucumán

“El paso a nivel de Honduras y Celedonio Gutiérrez está abandonado, sin mantenimiento, con el pavimento roto y los yuyos que crecen sin pausa. Una vergüenza para el turismo que se aloja en la zona hotelera más importante de Tucumán”, afirmó el lector que envió esta foto. “A eso se suma que donde hay pastizales aumenta la inseguridad. En ese sector está la Dirección de Tránsito de la Municipalidad. Es increíble la indolencia”, lamentó.

Vecinos del barrio 11 de Febrero declaran que se sienten abandonados

Hace medio año, vecinos de la calle Costa Rica al 1.000, en el barrio 11 de Febrero, clamaban para que, por lo menos, les abrieran las calles. Ahora denuncian que hay cuatro caños rotos, que un vecino hizo reparar cuatro veces, pero que se vuelven a romper. “El agua ya está subiendo a la vereda. Por favor, que la SAT o la Municipalidad hagan algo. La calle ya desapareció y no entran autos ni el camión recolector”, escribió un vecino.

Un caballo suelto pasea, aparentemente perdido, por la calle San Martín al 3.600

La anomia ha naturalizado conductas disvaliosas en San Miguel de Tucumán, referidas a conductas desaprensivas. Sin embargo, un hecho llamó la atención de un lector, que no dudó en reportarlo. “Hay un caballo suelto paseando por San Martín al 3.600”, destacó, casi sin poder dar crédito a lo que veía. “Se ve que está perdido”, agregó, entre la preocupación y la indignación.

El “pozo amigo” no los abandona

Un lector afecto a la ironía recordó que en abril ya había enviado un mensaje a esta sección, advirtiendo sobre la formación de un pozo Juan B. Justo y Juangorena. “Es agosto, y el ‘pozo amigo’ sigue”, escribe.

Efectos de un árbol que ha extendido sus raíces

En avenida Colón 235, un árbol de gran porte extendió tanto sus raíces que rompió la vereda, cruzó la avenida y rompió la cañería, la tapa y el cableado de la luz, aseguró un lector. Pide que alguien resuelva esa situación.


Comentarios