“El mensaje fue armado para desprestigiarme a mí y a Cambiemos”

Romano Norri dijo que acudirá a la Justicia

29 Jul 2017
1

Francisco Mejías sería el destinatario del audio por Whatsapp que desató el escándalo. Habría sido de finales de diciembre de 2016.

“El mensaje que tomó estado público fue armado con neta intencionalidad política para desprestigiarme a mí y a los referentes del frente Cambiemos. Se usó un audio de años anteriores, de la esfera estrictamente privada y se lo hizo público sin mi consentimiento, lo que configuraría un delito penal”. El concejal Agustín Romano Norri reconoció que él envió el audio agraviante contra Eva Perón, tras haber negado su autoría en un primer momento, y aseguró que tomará medidas legales contra quienes lo difundieron masivamente.

Desde el entorno del edil indicaron que el mensaje original correspondería a una conversación por Whatsapp que el edil mantuvo a finales de diciembre con el dirigente peronista Francisco “Crenco” Mejías. El radical volvió a difundir un descargo en las redes sociales, donde se disculpa por las expresiones. “En mi vida pública y política jamás agravié a Eva Duarte ni en la prensa ni tampoco en el recinto. Siempre acompañé y voté favorablemente los proyectos de homenaje a su persona que fueron presentados por colegas peronistas. Ese mensaje fue armado con neta intencionalidad política. (Se difundió) en la fecha en que se conmemora un aniversario más del fallecimiento de Eva; en la visita del presidente Mauricio Macri a la provincia; y en pleno proceso electoral”, se defendió.

Romano Norri explicó que, en caso de realizar una denuncia civil o penal, donará los fondos a la Fundación Flexer. “Este audio fue producto de una conversación o chicanas con una persona peronista a quien yo creía amigo y que no sólo me grabó, sino que -después de tanto tiempo- lo usó para perjudicarme. Pido disculpas públicas a la memoria de Eva Duarte, al Partido Justicialista, al pueblo peronista y sobre todo a las mujeres militantes; a todas las mujeres y a aquellos que sufren esta trágica enfermedad que viví en carne propia. Como hombre de la política y de la democracia, me debo a la gente y por eso es que me siento en la obligación de aclarar y de pedir estas disculpas”, finalizó.

Mejías, que se desempeña en la Municipalidad capitalina, explicó a LA GACETA en una conversación telefónica que no realizará declaraciones hasta que finalice la sesión extraordinaria del lunes (se tratará un repudio contra los dichos del radical).

“El audio me llegó a mí. Él me envió el mensaje a mí. Mandé una foto de Evita deseándole un buen año a todos los compañeros. Le llegó al concejal y me mandó el audio. En su momento lo di a conocer a las personas que creí correctas y que deberían haber tomado cartas en el asunto”, había explicado Mejías en una entrevista concedida al programa “De buena fuente”, por Canal 10, el jueves por la noche.

"Son dos mocosos", los reprendió el intendente Alfaro

El intendente capitalino Germán Alfaro (ApB-Cambiemos) no tomó partido ni por el concejal radical Agustín Romano Norri -presidente del interbloque que responde a su gestión- ni por el dirigente peronista Francisco Mejías. Por el contrario: el jefe municipal consideró que ambos tuvieron una “actitud totalmente repudiable”. “Uno, por andar grabando conversaciones”, afirmó Alfaro en alusión a Mejías, quien según Romano Norri se encargó de difundir el audio con los insultos al ícono peronista Eva Duarte. “Y el otro -añadió el intendente, en referencia al edil radical- habló sandeces, estupideces, seguramente ni siquiera leyó acerca de lo que estaba diciendo”. Alfaro lamentó que se trate de “jóvenes que han aprendido primero sobre los ‘carpetazos’ antes que formarse para poder participar de la actividad política”. “Lo preocupante es que son dos jóvenes... dos mocosos que deberían haberse preocupado por formarse. Esto es lo que tenemos que cambiar, hay que preocuparse por eso”, señaló Alfaro en diálogo con Los Primeros.

Comentarios