Cartas de lectores

29 Jul 2017
1

Evita

Qué increíble que Evita siga despertando tanto odio y resentimiento entre oligarcas. Qué increíble que no entiendan que el Pueblo debe ser respetado. Pobre el ser humano que “viva” una enfermedad tan cruel como el cáncer. Por siempre Evita serás la abanderada de los humildes, de los Descamisados. Descansa en Paz y en la Gloria del Señor.

Mónica Villa

Dorrego 415

Banda del Río Salí


No sólo labrar multas

Hace algunos días se anunció que en los primeros días de agosto comenzarían a funcionar las cámaras de fotos para el control de la velocidad vehicular. Me parece sumamente importante tal anuncio; pero más importante sería si anunciaran que la implementación de dicho medio de control será con dispositivos inteligentes y no bobos, con softwares modernos. Digo inteligentes porque controlarán a todos los vehículos ; y digo a todos, como motovehículos, taxis, colectivos y camiones. Y, lo más importante, que reconozca cuando el conductor mensajea o realiza llamadas con el celular, si lleva las luces reglamentarias, si tiene la VTV, entre otros requisitos. En el caso de los motovehículos, patente, luces reglamentarias, cascos y no más de dos personas a bordo. La ciudadanía toda espera que el control no sólo sea para labrar multas.

Hugo Sélis

Avenida Alem 595 - 1° A

San Miguel de Tucumán


La visita de Macri

A su paso por nuestra provincia, el presidente Macri evitó todo contacto con el pueblo tucumano. Evidentemente esto se debe a que tiene, como se dice vulgarmente, “cola de paja” (dícese de la situación de aquel que se sabe culpable o responsable por algo y prefiere ocultarse o hacerse el desentendido) y sabe que en lo que va de su gestión poco y nada hizo en beneficio de la mayorías populares y mucho por ciertas minorías. Normalmente, un presidente, o cualquier líder, anhela recibir el calor y el afecto de la gente; pero como Macri sabe que eso con él no sucede, optó por moverse en helicóptero y sólo estuvo en lugares donde no recibiría los reclamos de la mayoría. Unos cuantos productores agropecuarios de la provincia y jóvenes militantes de su espacio fueron los que se prestaron para escuchar sus breves e inconsistentes mensajes de campaña electoral. De los mismos se puede concluir que el Presidente ha vuelto, al igual que en la campaña de 2015, a recurrir a las mentiras y a promesas imposibles de realizar. Antes fueron la “Pobreza 0”, eliminar Impuesto a las Ganancias, no devaluar la moneda, bajar la inflación, entre muchas otras, y ahora promete, por ejemplo, terminar con el narcotráfico, algo que ni siquiera en los Estados Unidos pudieron hacer. Está claro que la idea del Presidente es continuar con falsas promesas para seguir engañando a los incautos que lo votaron; ojalá estos sepan reaccionar antes de que sea demasiado tarde.

Oscar Alberto Beltrán

Avenida Belgrano 3.350

San Miguel de Tucumán


La verdad de Manzur

Con todo respeto, quiero hacer unas observaciones a lo que viene manifestando el señor gobernador en estos últimos días . El dice que le gusta hablar con la verdad, y por tal motivo le reprocha a Macri por la situación económica del país debido a las medidas económicas que toma (que la gente no puede comprar los alimentos, que no puede pagar la luz, ni el gas, inflación alta, desocupación, etcétera). Yo le pregunto: desde hace 14 años que forma parte del gobierno de Tucumán. Durante ese tiempo, ¿cuántas veces subieron los impuestos provinciales (Ingresos brutos, Inmobiliario, Automotor y el servicio de agua que se encuentra regulado por la Provincia)? ¿A estos impuestos y servicio los puede pagar la gente? ¿Acaso no recurre a moratorias todos los años para que los tucumanos puedan abonar algo de dichos impuestos? Porque es imposible abonar el plan de pagos y las boletas actuales. ¿Por qué no aludió a todos estos aumentos cuando censuró al Presidente? ¿Acaso durante la gestión del gobierno anterior no hubo inflación del 30/35% anual? ¿No hubo mortalidad infantil por desnutrición? ¿No hubo cierre de más de mil industrias (según la UIA) con el consecuente desempleo y un 30% de pobreza? Sobre todo esto, no los escuché a usted ni a Alperovich, ni a Jaldo, recriminarle absolutamente nada a la señora Cristina Fernández. También dijo: “Macri gobierna para los ricos y el justicialismo para los pobres”. Si realmente es así, Macri gobierna para usted, para Alperovich y para Jaldo. Porque todos ustedes son más que ricos. Si el justicialismo gobierna para que los pobres estén mejor, ¿por qué entonces Tucumán es una de las provincias más pobres, tiene el tercer sueldo más bajo y los impuestos más caros del país? Si quiere decir la verdad hay que decirla completa y no solamente la parte que le conviene.

Juan Carlos Serra

Juan Posse 1.409

San Miguel de Tucumán


Cultura

Son muchas las definiciones que se pueden dar de la cultura. Pero me referiré brevemente a la misma, como un derecho hartamente beneficioso del que deberían gozar todos los hombres y los pueblos. En la carta encíclica “Pacem in Terris”, del Sumo Pontífice Juan XXIII, puede leerse: “El hombre exige, además, por derecho natural el debido respeto a su persona, la buena reputación social, la posibilidad de buscar la verdad libremente y, dentro de los límites del orden moral y del bien común, manifestar y difundir sus opiniones y ejercer una profesión cualquiera, y, finalmente, disponer de una información objetiva de los sucesos públicos. También es un derecho natural del hombre el acceso a los bienes de la cultura. Por ello, es necesario que reciba una instrucción fundamental común y una formación técnica o profesional acorde con su medio. Hay que esforzarse para que los ciudadanos puedan subir, si su capacidad intelectual lo permite, a los más altos grados de estudios, de forma que, dentro de lo posible, alcancen en la sociedad los cargos y responsabilidades adecuados a su talento ya la experiencia que hayan adquirido”.

Daniel E. Chavez

Pasaje Benjamín Paz 308

San Miguel de Tucumán


De Vido, Angeloz, Balbín

Para el común de la gente, los políticos se aprovechan de sus cargos para enriquecerse y para cometer tantas tropelías como pueda imaginarse, amparados en la inmunidad que fija la Constitución nacional. Discrepo con este concepto, pero reconozco que por pocos paga toda la dirigencia política, ocupe o no cargos públicos: y es frecuente escuchar que “todos son lo mismo”. No es así; hay caracterizados políticos que arriesgaron su vida y patrimonio ya sea personal o familiar, y que hicieron que este país, con todas las imperfecciones que tiene el sistema democrático, hoy pueda expresarse libremente. El Congreso Nacional, las legislaturas provinciales, las intendencias y los concejos deliberantes han sufrido con el correr de los tiempos un desgaste y un deterioro que llevó a la crisis de los partidos políticos; y, lo más importante, que la juventud hoy descrea de todo. El último hecho producido fue el tratamiento del llamado “Caso De Vido”. Cuando uno tiene el suficiente pudor y sabe que no cometió ninguna afrenta al cargo que le confiaran, hubiera podido dar un ejemplo como lo hicieran otros dignos parlamentarios, que por distintas razones atravesaron por esa situación. Pero eso es pedirle “peras al olmo”. Vale recordar que durante el gobierno de Menem, al ser imputado y procesado el senador nacional de Córdoba por la UCR, Eduardo César Angeloz, él mismo pidió su desafuero ante sus pares para enfrentar a la Justicia. La Cámara accedió, y una vez probada su inocencia, reincorporó a este demócrata ex gobernador de Córdoba. Distinto fue el caso de Balbín, a quien en 1949-, por decisión de sus pares -y no por vía judicial- se le impulsó un pedido de expulsión de la Cámara por desacato a la autoridad presidencial. Sabiendo que su suerte estaba echada, pronunció en el Parlamento un discurso de alto vuelo, que debería servir de enseñanza, especialmente para los jóvenes. Balbín fue desaforado y pagó con su valentía un año y medio de cárcel. Cuando otros le aconsejaban que debía abandonar el país, su delito fue decir la verdad. Qué tristeza y violencia deben sufrir sus pares y los hijos de esta persona, ya que ni siquiera “sus compañeros” esgrimieron una defensa de todos los cargos que le imputa la Justicia. No importa, mientras existan demócratas hay esperanza.

José Luis Avignone

Marcos Paz Nº 922

San Miguel de Tucumán


Burocracia previsional

Parecería que los jubilados sufrimos una suerte de maldición. Para muestra, un botón. Soy uno de ellos, identificado con el número 15-0-5226098-0-4 CPP0000-CP0002708. En mis liquidaciones del beneficio mensual no recibo detalles sobre los rubros que se abonan, salvo una única vez cuyo texto era “ S. Esp. C.Popular. Prov.$1.149,35”. Esa suma de dinero a veces se incrementa; me llegó en la última boleta a $2.916,35, bajo el concepto señalado solamente con el número 398804, sin más explicaciones. Debí realizar una detectivesca investigación para establecer que ese número correspondía a “servicios especiales” del Subsidio Provincial de Salud, que nunca solicité, ya que, si bien hago los aportes de ley, no hice los trámites reglamentarios de mi incorporación, porque estoy adherido a una entidad prepaga privada. Mal podía entonces el referido Subsidio brindarme un “servicio especial”. Para pedir aclaraciones sobre el tema redacté una nota dirigida al interventor del Instituto de Seguridad Social de la Provincia. En Mesa de Entradas de esa institución previsional el personal se negó a recibirla. Alegaron “que no correspondía” y que debía hacerse el reclamo ante la Anses, arrogándose facultades que corresponden exclusivamente al interventor, quien era el destinatario de la nota que se intentaba presentar. Deberé proceder de otra manera para defender mis derechos, ya que los descuentos efectuados tienen como destino presunto el Subsidio Provincial de Salud.

Héctor Domingo Padilla

Corrientes 207

San Miguel de Tucumán

Comentarios