Castillo corre y organiza el mountain bike

Es el presidente del Club Tucumano de Descenso y, al mismo tiempo, compite en Master A

28 Jul 2017

Ser deportista y dirigente a la vez es un reto que casi nadie se atreve a aceptar. Todo se siente por partida doble: las alegrías y los disgustos; las victorias como las derrotas. Luis Castillo lo tiene muy en claro: él es presidente del Club Tucumano de Descenso y rider de la categoría Máster A. El domingo, como lo hace desde hace dos años, cumplirá ambos roles cuando se dispute la cuarta fecha del torneo en San Javier (ver aparte).

Esas condiciones, que lo llevan por los extremos emocionales, no alteran su buen humor. Al contrario, para describir su particular status quo, antes que a una situación de carrera u organizativa, recurre a una anécdota divertida. “‘Así que vos sos el dueño de la pelota, que ganás todas las carreras’, me dijo un policía que había trabajado con nosotros en la primera fecha de El Cadillal”, empezó su relato Castillo. “Él lo dijo porque cuándo subí a recibir el premio de esa carrera que gané, el presentador dijo eso. Yo me reí, pero quería decirle: ‘venga usted y súbase a la bicicleta para que sepa lo que es’”, comentó Castillo el recuerdo entre risas.

Lo que el servidor público ignoraba es que Castillo tomó precauciones. El objetivo de las medidas era, justamente, evitar la deducción que hizo el oficial de que Castillo ganó con alguna ventaja. “Para no generar ninguna suspicacia, yo no manejo nada de la toma de tiempos, por ejemplo”, advirtió. Sí, participa en la delimitación de los circuitos, pero se encarga de que el trazado esté habilitado varios días antes para que todos los competidores puedan reconocerlo en su totalidad.

Las tareas que como organizador tiene, aunque con el tiempo y el crecimiento del descenso las pudo delegar, todavía son múltiples. “En los días previos tengo que tener todas las personas en cada puesto para que cumplan su rol. Me pasó de tener todo listo para correr y luego no poder hacerlo porque faltaba gente”, contó. “El año pasado dejé de competir porque sentía que no estaba haciendo bien las dos cosas. Logré aceitar todo lo administrativo-logístico y este año puedo decir que sale bien, no como en años anteriores que fallaba un poco”, fue autocrítico.

Una victoria distinta

Pese a tener varios triunfos y hasta un título en la categoría Master Pro cumpliendo ambos roles, Castillo pone en lo alto de la vitrina algo que también considera una victoria. “Obtener la personería jurídica fue un logro”, sentenció. “Estuve, por lo menos, un año presentando papeles, devolviéndolos y volviendo a presentar. Pensé que nunca me la darían, pero por lo visto siempre hay que esforzarse para lograr los objetivos”, destacó.

“Con la personería mejoró lo organizativo, pero más que nada lo administrativo. Hoy en día entramos, por ejemplo, a la Secretaría de Deportes, como una institución”, explicó.

Comentarios