Minera Alumbrera frena sus operaciones

La empresa informó que está cumpliendo una medida cautelar. La compañía manifestó que respetaba la decisión de la Justicia Federal, pero precisó que no la compartía ni justificaba

26 Jul 2017
1

ACTIVIDAD EXTRACTIVA. El yacimiento de oro y cobre de Minera Alumbrera en la provincia de Catamarca. foto de LA NACION / Hernán Zenteno

Minera Alumbrera paró sus actividades. La empresa comunicó ayer que había detenido la operación de los yacimientos ubicados en Catamarca como consecuencia de la medida cautelar librada por la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán. “El tribunal notificó la resolución el lunes 24 de julio. Comenzamos en forma inmediata el plan de detención segura de las operaciones. Más allá del absoluto respeto por la decisión judicial, no compartimos ni justificamos esta medida en atención a que los numerosos controles que han ejercido durante años y ejercen las autoridades de aplicación demuestran la inexistencia del daño alegado”, dijo la compañía mediante un comunicado de prensa.

Minera Alumbrera reiteró que cumple con la normativa ambiental que regula la actividad minera en Argentina: “hemos demostrado nuestro total apego a los más altos estándares ambientales durante 20 años de trabajo por lo que confiamos en la pronta reanudación de las operaciones”. Minera Alumbrera explota los yacimientos Bajo de la Alumbrera y Bajo del Durazno ubicados en el noroeste de Catamarca cuyos derechos pertenecen a Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD), sociedad integrada por Catamarca, la Universidad Nacional de Tucumán y el Estado nacional. La empresa está formada por capitales suizos (Glencore) y canadienses (Goldcorp y Yamana Gold).

El 11 de julio, la Cámara Federal ordenó a la compañía que supendiera en forma inmediata sus actividades hasta tanto sean practicadas peritaciones sobre contaminación. Además, Minera Alumbrera ha de acreditar la contratación de un seguro que cubra los posibles daños generados en Andalgalá (Catamarca), zona donde reside la agricultora catamarqueña Felipa Cruz. La lugareña había denunciado la existencia de daños ambientales como consecuencia de la explotación minera.

La Cámara Federal emitió la medida cautelar con los votos de los jueces Marina Cossio, Daniel Bejas y Guillermo Molinari en el ámbito de un reclamo voluminoso. “La postura adoptada se ajusta a los principios del derecho ambiental ya que en asuntos concernientes a la tutela del ambiente, el conflicto entre desarrollo (producción) y el cuidado del medio ambiente exige que las reglas procesales se interpreten con un carácter amplio y que el tribunal exceda el rol tradicional del juez espectador”, dijeron.

Minera Alumbrera tiene previsto cerrar sus emprendimientos en 2018. A lo largo de su actividad en Catamarca, la empresa fue denunciada por contaminación en numerosas oportunidades. La Justicia Federal de Tucumán llegó a procesar a algunos ejecutivos y el 12 de diciembre de 2016 el juez de Concepción, Eduardo Dip Tártalo, ordenó a Minera Alumbrera que dejara la naturaleza como la había encontrado. En paralelo existen otros procesos penales relativos a la administración de YMAD y al manejo de utilidades mineras por parte de la Universidad Nacional de Tucumán.

Comentarios