Gestos de adversarios

26 Jul 2017 Por LA GACETA

Los gestos a veces valen más que mil palabras, máxime cuando se trata de dirigentes políticos y, encima, en medio de una campaña electoral. Los gestos ya han sido anunciados, sólo resta esperar que los dueños de las conductas los justifiquen. Por ahora, sólo se sabe que el Presidente y Manzur no se verán las caras, porque así lo exigen -según creen desde un lado del mostrador- las circunstancias políticas. La campaña por encima de la institucionalidad, cual si esa forma de establecer una diferenciación pueda repercutir finalmente en los votantes, por lo menos en los más fieles y radicalizados. Como se sugirió alguna vez, en política no hay amigos, pero tampoco enemigos, sino adversarios. Y los adversarios suelen tener un mínimo de caballerosidad.

Comentarios