En el Julio Cultural de la UNT, es el turno de las orquestas barriales

Vuelven las funciones de un proyecto que comenzó hace tres años y que se extiende. El contacto entre músicos consagrados y jóvenes.

26 Jul 2017
1

PROGRAMA EN CURSO. Con clowns, bailes y mucha música, los chicos disfrutan el encuentro con artistas. Prensa Centro C. Virla

Todo comenzó cuando en 2015 Bruno Arias recorrió distintos barrios compartiendo su música y sus experiencias de vida con los jóvenes. De este modo, este músico ya consagrado se vinculaba con la vida cotidiana de cinco zonas de la capital tucumana en cinco días, junto a la Orquesta Chivo Valladares.

Por iniciativa de Virginia Ríos e Iván Alarcón y el apoyo de la Secretaría de Extensión de la UNT, desde entonces se puso en marcha el programa Cultura Viva Comunitaria, que año tras año agenda sus programas y shows. Protagonista de este Julio Cultural con seis fechas de presentaciones, está en marcha el último tramo que concluirá el viernes en Aguilares (ver “Agenda y protagonistas”).

“Fue increíble ver cómo Bruno se encontró rapeando con los chicos de barrio Alberdi Norte durante una de sus visitas”, recuerda Alarcón.

La semana pasada, La Kevinton, Chacho El Rapero y La Pesada del CAJ estuvieron en el Instituto Roca y, con otros actores y solistas, tocaron en barrio Alberdi Sur. Para anoche estaba programada una función en el Centro Cultural Virla, al cierre de esta edición.

“El público son los chicos de los barrios. Es muy importante la identificación que se produce entre unos y otros”, describe el coordinador del programa.

El proyecto funciona en diferentes formatos. El pasado fin de semana, con el nombre “Aguante la Cultura”, en la plaza de Alberdi Sur -entre las 15 y las 21- hubo una exposición pública de herrerías, artesanías y de demás productos que producen las mujeres del barrio, con una mateada de por medio y la protección de gazebos, junto a distintas actividades recreativas.

Decenas de barrios, previo relevamiento de campo, han trabajado ya en este intercambio cultural con artistas consagrados, y en algunos de ellos, como barrio ATE, proliferan bandas y músicos con una gran potencialidad. En la agenda figura un gran show para los próximos meses, como el que se hizo en el Teatro Mecedes Sosa el año pasado.

“La idea de este programa de la Secretaría de Extensión se centra en un concepto amplio de cultura, en una descentralización de los lugares habituales de circulación de las manifestaciones artísticas de teatros y centros culturales a los barrios, de la mirada del público a la de los vecinos, entablando un vínculo concreto entre la universidad y la comunidad”, sostuvo Marcelo Mirkin, secretario de Extensión.

Donde la UNT no llega

El proyecto recorrió también la plaza Nuevo Horizonte en la Costanera, y entre sus directores figuran Ricardo Sbrocco y Juan Cadierno. Plazoleta All Stars, Karma Sudaca y la murga Los Tocafondo han venido participando de estos encuentros.

“La idea primigenia de nuestra gestión es llegar donde la UNT no llega, estar en sectores sociales que no siempre tienen acceso a la universidad -añadió Mirkin-. Es un programa que no impone cultura sino que indaga sobre las manifestaciones culturales que hay en los barrios y busca contribuir con su expansión y visibilidad”.

Comentarios