Golpearon sus cabezas contra un muro

25 Jul 2017

Damián Rodrigo Cuellar (16 años) y Exequiel Ignacio Montenegro (18) son jugadores de Villa Carmela, equipo que participa en el Anual de la Primera B liguista. El sábado, al jugarse la undécima fecha del torneo, ese equipo visitó a Talleres, en Tafi Viejo y perdió 4 a 2. Sin embargo, el resultado fue lo menos trascendental en esta ocasión. Ambos jugadores se golpearon la cabeza contra un muro de cemento que sostiene la cerca olímpica, sufrieron traumatismo y tuvieron que ser asistidos por profesionales médicos. Afortunadamente no pasó de un susto, pero las consecuencias pudieron ser graves. El árbitro Pablo Álvarez interrumpió las acciones para permitir que los jóvenes futbolistas sean atendidos.

Cuellar sacó la peor la parte. Después de golpear su cabeza contra el muro, ubicado a menos de un metro de la línea del fondo, se desvaneció por unos instantes. A raíz del golpe sufrió una herida en la nuca y le hicieron cuatro puntos de sutura. Por su parte, Montenegro, quien anotó uno de los goles de su equipo, también se golpeó la cabeza pero el impacto no fue tan fuerte porque logró poner las manos y eso amortiguó el impacto.

El presidente de Villa Carmela, José Luis Meija, le contó a LG Deportiva que estaban preocupados por la salud de Cuellar, ya que se desvaneció unas horas después del encuentro. “Permanece bajo observación médica y los profesionales confían que no tendrá secuelas a futuro. Le harán todos los estudios que sean necesarios. Lo que pasó es grave y no tuvimos que lamentar una muerte de casualidad. Quiero destacar la ayuda de la gente de Talleres pero lamentablemente ninguna persona de la organización del torneo se comunicó para preguntarnos por la salud de los chicos”, señaló.

Comentarios