Capturan al acusado del crimen en la Cruz Papal de Alderetes

“Gaviota” fue buscado durante más de tres meses por asesinar a Marcelo Gallardo, quien había intentado evitar que cometiera un asalto

24 Jul 2017

Lo buscaron sin descanso y hasta llegaron a pensar que se había ido de la provincia; pero no fue así. Este fin de semana la Policía finalmente logró atrapar a “Gaviota”, el acusado de haber asesinado a Juan Marcelo Gallardo durante un asalto, en Alderetes.

El crimen se produjo la noche del 8 de abril, cuando Gallardo regresaba en su camioneta Ford EcoSport a la ciudad de Alderetes, donde vivía. Cuando avanzaba por la avenida Alfredo Guzmán, pocos metros después de pasar el Monumento a la Cruz Papal, vio que dos motochorros habían asaltado a un hombre y que intentaban escapar. Para evitarlo, los encerró con la camioneta y uno de los asaltantes quedó atrapado debajo del vehículo. El otro, que quedó en pie, sacó la misma pistola que había utilizado para amenazar a la víctima del robo y disparó para luego escapar corriendo. Ese balazo atravesó el pecho de Gallardo, provocándole la muerte.

Desde entonces, la Policía buscó por cielo y tierra al presunto asesino, a quien lograron identificar como Gabriel Alberto Dorado, alias “Gaby” o “Gaviota”. El hombre tiene 25 años y ya tenía antecedentes penales. Con los días se supo que, antes de matar a Gallardo, el joven había tomado como rehenes a dos personas en Santiago del Estero, se había tiroteado con la Policía y había quedado en libertad.

En Termas de Río Hondo

Todo eso ocurrió en mayo del año pasado, cuando ingresó junto a un cómplice a una gestoría de Termas de Río Hondo. Allí tomaron como rehenes a dos personas y se enfrentaron a tiros con la Policía. Tras la balacera, ambos quedaron detenidos, acusados de los delitos de robo calificado en grado de tentativa, privación ilegítima de la libertad, lesiones graves (hirieron a un funcionario policial) y atentado y resistencia a la autoridad. Pero luego recuperaron la libertad por decisión de un juez de la Cámara de Juicio Oral de Santiago del Estero.

Un año después de ese asalto se produciría el crimen de Gallardo y “Gaviota” volvería a correr con la misma suerte: estaría en libertad. Pero un grupo de policías comenzó a analizar a su entorno y a estudiar una pista que lo ubicaba en la misma ciudad donde se había producido el último hecho. Fue así que el sábado a la tarde lograron dar con él. Personal de las comisarías de Martín Miguel de Güemes y Alderetes, con el apoyo de la Guardia de Infantería, atraparon al presunto homicida prófugo.

“Gaviota” quedó detenido y se espera que esta semana, finalizada la feria judicial, pueda declarar en la fiscalía III°.

Comentarios