Intereses y política en torno a la Guerra Civil Española

Mundo atravesado por los fantasmas del fascismo y del comunismo

23 Jul 2017
1

EL CONTEXTO. En la obra de Muchnik surge un mundo atravesado por los fantasmas del fascismo y del comunismo. la capital

HISTORIA

GALLO ROJO, GALLO NEGRO

DANIEL MUCHNIK

(Eudeba – Buenos Aires) 

El investigador español Nil Santiáñez señaló en una entrevista que la Guerra Civil Española se puede pensar como un prólogo o un laboratorio de la Segunda Guerra Mundial: “el bombardeo de Guernica es un anticipo de lo que vendría en 1939-1945”. Ochenta años después, la Guerra Civil Española continúa siendo, según señala Daniel Muchnik, “un dolor persistente”.

Para analizar este quiebre fundamental en la historia de España, el autor reconstruye el proceso previo de deterioro político y económico del regimen monárquico, las tensiones y fracasos militares en la campaña de Marruecos, el influjo del proyecto dictatorial de Miguel Primo de Rivera, y las resistencias que siguieron a la instauración democrática de la República española.

En esos años, España se insertaba en una geografía mundial conflictiva, cambiante e inestable, luego del final de la Primera Guerra. Las tensiones seguían vigentes y esto se hace visible al considerar los fenómenos políticos que se dieron en Polonia, Checoslovaquia, Yugoslavia, Hungría, Rumania o Portugal. Los intereses de las multinacionales y de los vencedores en la guerra tuvieron una influencia decisiva en los destinos de estos países: “la lucha ciega entre las potencias iba a minar la gobernabilidad de esas naciones”.

En Gallo rojo, gallo negro, se hace presente un mundo atravesado por los fantasmas del fascismo y del comunismo. Tanto Hitler como Mussolini jugaron un rol clave en la victoria de los golpistas y en el sostenimiento de la dictadura posterior de Francisco Franco.

Pero también Muchnik destaca las actitudes de líderes de las potencias que iban desde la duda o la ambivalencia, hasta la simpatía con el levantamiento de los falangistas y militares. Se nos muestra también como la República se sostenía frágil, con el apoyo de los anarquistas, y en base a los “cautos” aportes de la Rusia de Stalin y la afluencia de las Brigadas Internacionales.

Este libro es una lúcida invitación a reflexionar acerca de un suceso histórico decisivo.

© LA GACETA

Máximo Hernán Mena

Comentarios