Vecinos del barrio 11 de Febrero: "la calle ha desaparecido"

Tucumanos denuncian los problemas de sus barrios a través del Whatsapp de LA GACETA.

04 Jul 2017

El hundimiento de pavimento en celedonio gutiérrez al 600 ha provocado un severo desnivel que hace temer accidentes

El vecino de calle Celedonio Gutiérrez al 600 que mandó esta foto advierte que el pavimento en esa cuadra ha sufrido un severo hundimiento en uno de sus paños, generando un profundo desnivel con respecto a la porción siguiente. El pozo que se ha formado tiene las dimensiones suficientes como para romper un vehículo o para accidentar a un motociclista. Los vecinos lo han “señalizado” precariamente con un neumático, pero de noche no se ve. “Hace un mes que estamos así, luego de que la SAT estuviera trabajando en la veredas de esa cuadra. Por favor, solucionen esto cuanto antes”, solicitó.

“La calle ha desaparecido”

Un vecino del barrio 11 de Febrero que mandó esta foto pide encarecidamente una solución urgente para el problema de derrames de agua que están sufriendo en la zona porque, según afirma, el fluido amenaza con entrar en cualquier momento en las casas. “Así estamos en Costa Rica al 1.000. Pedimos por favor a la SAT o a la Municipalidad de San Miguel de Tucumán que hagan algo cuanto antes. Ya son cuatro los caños rotos y el líquido está subiendo a la vereda. La calle ya ha desaparecido. Y por esta situación, además de los inconvenientes que nos provocan a los vecinos, no entran los automóviles ni el camión recolector de residuos”, describió.

“Una trampa mortal para los peatones”

Un lector advierte que un bache se ha convertido “en una trampa mortal para peatones y para automovilistas” en barrio Sur. El pozo es profundo y también es ancho, lo cual encarna un verdadero peligro, agravado por un hecho preocupante: normalmente, está cubierto por agua, con lo cual se halla virtualmente invisibilizado. Para mayores riesgos, se encuentra entre el cordón de la vereda y la senda peatonal, con lo cual no sólo entrampa a los conductores sino también a los transeúntes. Pide una pronta solución.

“¿Alguien escuchará nuestro reclamo?”

El agua se ha apoderado prácticamente de toda la esquina. Para los vecinos, hay una ochava desde la cual, directamente, no se puede cruzar la calle, porque el charco ha llegado para quedarse. Para los vecinos del barrio Floresta, el derrame en Güemes y General Paz es, metafóricamente, un parto: llevan nueve meses con esta situación. “¿Alguien escuchará nuestro reclamo”?, pregunta la vecina que mandó esta imagen y que solicita que la Municipalidad de la capital o la Sociedad Aguas del Aconquija, o ambas en conjunto, brinden una solución a una situación que ya es crónica.

“Hay autos que no se animan a cruzar”

Una situación similar a la del caso anterior, pero en el otro extremo de San Miguel de Tucumán, se vive también desde hace meses en Monteagudo y Perú, en el límite entre Villa 9 de Julio y barrio Norte. Un derrame provocado por la rotura de caños rotos ha hecho que la esquina sea invadida por las aguas. “Los vecinos tenemos que ir hasta otra esquina para cruzar la calle. Pero, últimamente, hay hasta autos que no se animan a cruzar por la esquina. Ni qué hablar de los taxis”, puntualizó una lectora de la zona. Manifestó que los reclamos a la SAT son incesantes, pero que no obtienen ninguna respuesta.

Advierte que la plaza vieja de la Rinconada luce como un basural

Una vecina de Yerba Buena se quejó airadamente por la falta de higiene en uno de los principales paseos públicos de ese municipio. “La plaza vieja de La Rinconada es un basural”, sostuvo la lectora que mandó esta foto. La imagen, que refleja las consecuencias de la desaprensión de quienes ocupan ese espacio durante los fines de semana, exhibe un paisaje urbano no le hace honor al mote de “ciudad jardín” que se ganó Yerba Buena.

Un derrame cloacal atormenta desde hace dos años a vecinos de santa fe 2.100

Un vecino del edificio de departamentos de Santa Fe 2.121, en San Miguel de Tucumán, asevera que desde hace dos años están obligados a vivir con un derrame de líquidos cloacales en la puerta del inmueble. Además de los inconvenientes para acceder al lugar, el olor es insoportable.

Un basural constante en la esquina de la escuela Clotilde Doñate

“Ya se ha hecho hábito de los vecinos tirar basura en la esquina de Solano Vera y Boulevard 9 de Julio, y encima la Municipalidad lo acepta y va a recoger después esos residuos”, dijo un vecino indignado. “Por eso, todo el tiempo hay montículos con desperdicios en esa esquina”, donde está la escuela Clotilde Doñate, renegó. “Que por lo menos pongan un contenedor”, dijo.

En Esta Nota

LA GACETA
Comentarios