El ministro fiscal hizo un balance del nuevo sistema

Edmundo Jiménez ponderó los beneficios de la planificación vigente.

03 Jul 2017

El jefe de los fiscales provinciales, Edmundo Jiménez, obtuvo este año parte de las herramientas administrativas que reclamaba prácticamente desde su asunción, en agosto de 2014. A tres meses de la sanción de la ley que permite un funcionamiento autónomo del Ministerio Público Fiscal, el ex funcionario alperovichista ponderó los beneficios del sistema vigente.

“El trabajo desplegado en pos de la organización de la nueva estructura motivó una serie de medida y acciones”, indicó el jefe de los fiscales.

Señaló que en la planificación es tenido en cuenta el aumento poblacional y del delito.

“Este nuevo desafío, la independencia funcional y financiera, pone a este sector de la Justicia en un desafiante trabajo en pos de mejorar la aplicación de la Justicia para atender las exigencias de una población que creció notoriamente en estos tiempos, hasta llegar a casi 1.5 millón de personas. Este incremento poblacional llega, lamentablemente, de la mano de un fuerte aumento de causas penales”, advirtió Jiménez.

Aseveró que uno de los “principales problemas” que enfrenta el órgano a su cargo es el del espacio físico. De todas formas, valoró lo logrado en cuanto a innovaciones tecnológicas. “Se avanzó de manera sostenida, al punto que ya está en funcionamiento, entre otros adelantos, el moderno laboratorio de ADN, que opera desde hace un mes”, ejemplificó.

También destacó la creación del Equipo Científico de Investigación Fiscal, que cuenta con 70 profesionales.

“Además se lanzó la Escuela de Formación y Capitación Judicial del Ministerio Fiscal, que funciona a través de una plataforma virtual. Estamos brindando actualización sobre el nuevo Código Procesal Penal. La entrega de los primeros 80 certificados se concretó recientemente”, añadió.

También mencionó la celebración de concursos y la integración de una Secretaría Administrativa propia. “En cuanto a las medidas disciplinarias, se aplicó una cesantía por abandono de trabajo, una exoneración a otro empleado por acoso y abuso de poder, y una cesantía a otro agente, que fue reincorporado por decisión de la Corte Suprema de Justicia”, enumeró Jiménez.

Y destacó que los martes -entre las 14 y las 18-, funcionarios del Ministerio Público Fiscal “reciben y atienden a familiares de víctimas y a víctimas de hechos delictivos, con el fin de asesorarlas, explicarles los procesos y acompañarlas”.

En Esta Nota

Edmundo Jiménez
Comentarios