Tejen para el mundo, bajo un sello de identidad

Alrededor de 300 empresas, emprendimientos y entidades ya certificaron para el uso gratuito de una marca territorio que genera un valor agregado a la producción provincial.

02 Jul 2017
1

UNIDAD POR TUCUMÁN. Las tejedoras de Tafí del Valle ya pueden usar la marca para comercializar sus obras en Australia y en Francia.

¿Qué es lo que distingue a un producto regional de otros de fabricación masiva? ¿Cómo se logra un valor agregado para ofrecerlo como algo artesanal en cualquier lugar del planeta? Para los artesanos, un sello de distinción les significa la pertenencia a una zona particular, su identidad. Para una gran empresa, una marca territorio no es más que la reafirmación del compromiso de esa compañía con la comunidad donde desenvuelve sus actividades productivas. Marca Tucumán, certificada por las Normas de Calidad ISO 9001:2008, conjuga ambas situaciones.

Un caso puntual es el de los productos que elaboran 40 tejedoras de Tafí del Valle que exhibirán su denominación de origen y reforzarán su identidad en Australia, en Francia y en Buenos Aires. Esas mujeres integran la Ruta del Tejido, que ya certificó el uso gratuito de la marca.

“Al tener denominación de origen, quienes compran productos para revender están obligados a dejarle la etiqueta y así no se pierde el sistema de trazabilidad de la Ruta del Tejido”, explica Florencia Villalba, promotora y asesora del programa Cambio Rural del Ministerio de Agroindustria, que trabajó con las tejedoras en la conformación de la Cooperativa. La Ruta del Tejido es una de las más de 70 empresas, instituciones y organismos que por primera vez recibieron el miércoles la Certificación Marca Tucumán, en la Casa Histórica. Con esta firma ya serán más de 300 las empresas y organismos locales que destacarán su sentido de pertenencia y que se diferenciarán con este sello de calidad único en Latinoamérica. Entre las firmas que recibieron la certificación habrá exportadores, empresas de servicios, emprendedores, clusters, cooperativas y organismos públicos, entre otros. Además, se entregaron recertificaciones y distinciones especiales.

“La Marca Tucumán impone respeto en todos lados. Además, permite que los productos mantengan un código de venta de cada tejedor y el contacto con ese tejedor. Así, el comprador final conoce quién está detrás de los tejidos”, explica Villalba.

La visión de Marca Tucumán es “ser un sello de distinción e instrumento estratégico para agregar valor y competitividad con el objetivo de posicionar a Tucumán en un contexto regional nacional e internacional, promocionando (mediante sus atributos diferenciales) la producción local, el turismo y nuestro patrimonio cultural, despertando el orgullo e identificación en los tucumanos, como el interés general de la provincia en el país y el mundo”.

“Los rasgos distintivos de marca territorio están presentes en los productos y en los servicios que los tucumanos ofrecen en el mundo. El sello tiene una connotación muy fuerte en la parte productiva, en el turismo y en nuestra cultura, para afrontar el gran desafío de consumir los productos tucumanos”, subrayó el director ejecutivo del Instituto de Desarrollo Productivo (IDEP), Dirk Trotteyn.

Marca Tucumán es la única marca territorio en Latinoamérica que funciona como sello de distinción y cuenta con la certificación de Normas ISO 9001:2008 en su proceso de postulación, análisis, otorgamiento y seguimiento. Su utilización es gratuita, y no realiza distinción de ideología política o religión, siendo un emblema que nos hermana como tucumanos y nos presenta y potencia en el mundo. Los interesados en postularse, deben hacerlo en www.marcatucuman.com.

Comentarios