Antes de irse Zecca dejará un Observatorio Social local

La nueva Vicaría de Cultura y Sociedad es amplia. Repercusiones de la dimisión del arzobispo.

24 May 2017
1

EN PLENA ACTIVIDAD. Zecca sigue adelante con más proyectos. LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA (ARCHIVO).-

El lunes, tras hacer pública su renuncia, monseñor Alfredo Horacio Zecca se reunió con dirigentes gremiales, después del oficio de una misa en la Catedral. El clima de la cena fue distendido. Entre empanadas y pizzas, hablaron de los conflictos laborales y de las dificultades en hacer cumplir los derechos de los trabajadores. Nadie tocó el tema de la renuncia. El arzobispo sigue con sus proyectos. Tiene claro que los tiempos de la Iglesia son lentos. Jorge Bergoglio tuvo que esperar un año hasta que le aceptaron su renuncia al arzobispado porteño por haber cumplido 75 años. Pensaba vivir en un hogar para sacerdotes ancianos cuando lo llamaron al cónclave de Roma.

El lunes, junto a los integrantes de la Pastoral Social -Juan Carlos Hourcade, Teresa Hernández, Leonor Martínez, Pedro Pujol y Mónica Delgado, además de su vicario, padre Marcelo Barrionuevo-, Zecca explicó los alcances de la nueva Pastoral de Cultura y Sociedad. Dijo que fue un ensamble de dos realidades pastorales.

“La sociedad refleja la situación espiritual que vive el hombre y la cultura cristiana debe insertarse en  la problemática de la sociedad del hombre. Es por eso que la vicaría viene a unir el trabajo de la pastoral social con el de la pastoral de la cultura. Son dos equipos con varios temas. La Social abarcará Adicciones y trabajará junto con Cáritas”, precisó.

La vicaría también será responsable de establecer lazos con los “constructores de la sociedad” que son, por un lado, la dirigencia y, por el otro, los líderes del tercer sector, como ONG y movimientos sociales.

La pastoral de cultura incorpora nuevos espacios de discusión, como la generación de una cátedra abierta de cultura cristiana y mundo contemporáneo y el departamento de cultura comunicacional para el desarrollo de nuevos lenguajes a través de los medios de comunicación. La Pastoral de Turismo Religioso también estará allí. Acaba de ser convocada para contar su experiencia de organizar el Congreso Eucarístico Nacional en Termas en Termas de Río Hondo y en Cochabamba (Bolivia).

Un proyecto de largo alcance y a largo plazo es la creación del Observatorio Social de Tucumán, como el que tiene la Universidad Católica Argentina (UCA), y que Zecca ayudó a crear cuando fue rector de esa casa de altos estudios. Pero a diferencia del Observatorio de la Deuda Social, que tiene alcance nacional, el de Tucumán quedará restringido a la esfera local.

Este Observatorio Social será un espacio de diagnóstico de la realidad en todos sus ámbitos. Se realizará un estudio analítico y luego se compartirá con la sociedad para la búsqueda de soluciones. Sus temas serán la educación, la marginalidad, el compromiso social, la infancia, la droga y la trata de personas, entre otros.

Comentarios