Quieren abrir el juego a los ciudadanos con un banco de sugerencias legislativas

En abril, el gobernador Manzur rubricó en la Casa Rosada el “Compromiso Federal para la Modernización del Estado”. En las últimas dos semanas, legisladores de diferentes espacios elevaron cuatro iniciativas para la recepción de ideas.

23 May 2017
1

MUÑECAS 951. La sede legislativa está abierta al público; la intención es que ahora los planteos lleguen vía web. la gaceta / JORGE OLMOS SGROSSO (archivo)

En Tucumán, 51 personas tienen la facultad constitucional de presentar sus proyectos ante mesa de entradas del Poder Legislativo: los 49 legisladores, el vicegobernador y el Poder Ejecutivo (PE), a través del gobernador.

En la sede de calle Muñecas 951, sin embargo, están dispuestos a “abrir el juego” a los más de 1,5 millón de tucumanos para que aporten la materia prima de la labor parlamentaria: ideas.

En las últimas semanas, legisladores de diferentes espacios políticos elevaron cuatro proyectos que apuntan a la creación de un portal web para la recepción de sugerencias ciudadanas.

La intención es que, sobre la base de las iniciativas planteadas, los representantes del pueblo puedan avanzar en las comisiones internas y, si hay consenso, darles forma de ley.

Alternativas

En total, son 17 los legisladores que impulsan la habilitación de un “banco de sugerencias”.

El primer texto lleva la firma del radical Rubén Chebaia, quien apuntó a la creación de la plataforma “Tucumán Propone”.

El ex intendente, a diferencia de sus colegas, consideró que el portal de internet en cuestión debería funcionar bajo la órbita del Poder Ejecutivo (PE), en la Secretaría de Gestión Pública y Pleaneamiento, y no en la Legislatura, ya que -según su iniciativa- la web permitiría el envío de “planes, proyectos de ley o ideas que promuevan cualquier tipo de mejora para la provincia”.

El radical mencionó que ya existe un software (o aplicación) libre, llamado “Consul”, que permite este intercambio entre autoridades y ciudadanos. “Hoy vivimos en la sociedad de la información y es algo fuera de debate, por su ineludible verdad, que los gobiernos deben contar con la información más certera, veraz y actualizada posible. No para una cosa en particular, sino para todas las cosas en general”, fundamentó Chebaia.

El peronista Javier Pucharras y sus “compañeros” Reneé Ramírez, Enrique Bethencourt, José Alberto Gutiérrez y Eduardo Cobos indicaron en otra iniciativa que el “Banco de Anteproyectos” debería estar habilitado a toda la población, “sin límite de edad” e incluso “de manera anónima o con la firma de sus promotores”, sin que se requiera la recolección de rúbricas de otros vecinos.

“Tucumán necesita más mecanismos para promover la participación ciudadana, puesto que los ya reconocidos -la iniciativa popular, la consulta popular y el referéndum-, aunque necesarios, no son suficientes ni de uso frecuente”, argumentaron Pucharras y sus pares. Y añadieron que su “obligación como representantes del pueblo es la de escuchar, ver, evaluar y resolver inquietudes, necesidades, conflictos u otro tipo de situación que provenga de los ciudadanos”.

El oficialista Guillermo Gassenbauer y sus colegas de bancada Nancy Bulacio, Graciela Medina, Osvaldo Morelli y Fernando Juri, y el bussista Claudio Viña especificaron en otro proyecto que sólo los mayores de 18 años deberían estar habilitados a formalizar sus iniciativas mediante el Banco de Anteproyectos.

“No podemos pensar en un parlamento aislado de la realidad que a nuestro propio pueblo le toca vivir, como no podemos pensar en un pueblo sin las herramientas necesarias para poder plantearle a sus representantes aquellos problemas que lo acucian”, destacaron los legisladores.

El cuarto y más reciente proyecto en este sentido fue aportado por los peronistas Andrés Galván, Ramón Santiago Cano, Bulacio, Ángela Aída Jiménez y Daniel Herrera. Al igual que los dos anteriores, indicaron que lo ideal sería habilitar una web que dependa del propio Poder Legislativo. “Este portal podrá ser visitado por todos los legisladores de la casa, sin distinción partidaria ni ideológica, para analizar la factibilidad de las iniciativas, su pertinencia, evaluar la necesidad de avanzar sobre ciertos temas y conocer en mayor profundidad las inquietudes de los tucumanos”, describieron en los fundamentos. Aclararon que también se debería acotar el abanico de propuestas ciudadanas. “Habrá una serie de temas que no podrán ser tomados en cuenta, como ser cuestiones de derecho internacional, tributos, ley de presupuesto y proyectos en materia penal, porque estos asuntos exceden las competencias de las legislatura provinciales y están determinadas en la Carta Magna”, advirtieron. Según Galván y sus pares, este sistema de aportes legislativos permitirá al Estado provincial “avanzar en el desarrollo de un e-goverment (gobierno electrónico o digital) que ya es realidad en muchos países y en administraciones locales, como Ciudad de Buenos Aires”.

En abril, en la Casa Rosada, varios gobernadores -entre ellos el tucumano Juan Manzur- adhirieron al “Compromiso Federal para la Modernización del Estado”. Según los legisladores, la idea del Banco de Anteproyectos también se inscribe en esa línea.

Comentarios