Un asistente de Cristian Díaz quiso agredir al árbitro Baliño y fue demorado

Fue durante los incidentes que se registraron tras el triunfo de Defensa y Justicia sobre Quilmes.

15 May 2017
1

FOTO TOMADA DE WWW.TYCSPORTS.COM

BUENOS AIRES.- Un asistente del entrenador de Quilmes, Cristian Díaz, intentó agredir al árbitro del partido que su equipo perdió esta noche en Florencio Varela ante Defensa y Justicia y fue demorado por la policía, hasta que los dirigentes 'cerveceros' lograron su liberación tras exigir que lo bajaran del patrullero que lo iba a trasladar a la comisaría local.

En la manga de salida de la cancha, los auxiliares de Díaz se abalanzaron sobre el árbitro y sus colaboradores. En ese momento, el encargado de videos del equipo "cervecero", Luciano Pérez De Lucca, le arrojó un golpe de puño al juez que no llegó a destino por la oportuna intervención de un efectivo de seguridad que reprimió al agresor y procedió a detenerlo, según indicaron fuentes de la directiva del club visitante.

Fue entonces que Pérez De Lucca debió subirse a un patrullero de la comisaría jurisdiccional de Florencio Varela, pero inmediatamente un grupo de dirigentes y allegados rodearon al vehículo y obligaron a la policía a liberarlo. "Estoy muy enojado con el árbitro y la policía, porque en vez de darnos seguridad terminó agrediéndonos. Le pegaron con un proyectil a Matías Orihuela cuando iba a lanzar un córner y los efectivos de seguridad no hicieron nada, pero en el vestuario vinieron a pegarnos a nosotros", contó a Télam el experimentado zaguero central quilmeño Sergio Escudero.

Por su parte, Díaz dijo que Baliño "juzgó erróneamente distintas acciones, perjudicando exclusivamente a Quilmes". "Especialmente la que permitió el primer gol de ellos, cuando Jonás Gutiérrez le cometió una falta muy fuerte a Gabriel Ramírez, que era para expulsión, pero la cobró al revés, cobrándole mano a 'Gaby'. De allí llegó el tanto y se pasó de la posibilidad de que ellos se quedaran con uno menos a estar 1-0 abajo", cuestionó.

"Los técnicos y los jugadores no nos podemos equivocar, porque si lo hacemos nos quedamos sin contrato, pero si lo hacen los árbitros no pasa nada, y ya son varios los partidos en que se equivocan en perjuicio de Quilmes en jugadas claves, lo que me llama muchísimo la atención, aunque no quiero pensar mal", sentenció. (Télam)

Comentarios