Un festival para mostrar el lado solidario del rock

Karma Sudaca y otras cinco bandas tucumanas participarán en San Pedro de Colalao de un encuentro para ayudar a una niña enferma

03 Feb 2017
1

VOZ Y LÍDER. Tony Molteni encabeza Karma Sudaca en su rock solidario. LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO (ARCHIVO)

ACTÚAN MAÑANA

• Desde las 18 en la plaza Leocadio Paz (San Pedro de Colalao). Entrada libre y gratuita.

Karma Sudaca es uno de los principales referentes del rock tucumano, tanto por su música como por su disposición para ponerse al servicio de la gente. Mañana se subirá por segunda vez al escenario del SPC Rock local solidario, en San Pedro de Colalao. La banda de Tony Molteni se presentará gratis, con el objetivo de recaudar fondos para una familia tucumana. En numerosas oportunidades, desplegó su talento para comprometerse con una causa social (estuvo en recitales por Paulina Lebbos, por las víctimas de Cromagnon, por animales de la calle, junto a orquestas barriales y otros más).

La humildad de Molteni y su grupo es un rasgo que destacan muchos rockeros. Uno de ellos es Matías Meneses Haro, bajista de El Faro, que opina que el cantante de Karma es muy cercano a la gente y que es igual arriba y abajo del escenario. “Cuando terminó el primer festival, nos quedamos las bandas y la gente del público conversando en la plaza, tomando una cerveza”, contó con admiración.

El Faro es la banda que, desde 2015, impulsa la organización de esta movida anual. Las bandas amigas que invitaron a sumarse son todas tucumanas: Arrabal, Rock and Lobos, La Ribera y La Pineal, aparte de Karma, la más convocante.

Meneses Haro comentó que en estos encuentros se genera un clima de camaradería muy especial alrededor del escenario, por el objetivo solidario que los convoca y porque los músicos son amigos entre ellos. El recital se convierte en una fiesta a la que asisten sanpedrinos y veraneantes; jóvenes y adultos; familias, parejas y solteros; fanáticos del rock y personas movilizadas por el simple hecho de ayudar. Todos disfrutan por igual de la música que hace vibrar a la villa turística en el atarceder.

Los organizadores pronostican una muy buena convocatoria. “Mientras más gente vaya, más vamos a poder ayudar a Luisana que es el objetivo que no queremos perder de vista”, sostuvo el bajista de El Faro. Este año, lo recaudado en el festival se destinará a la familia de Luisana Bordón, una niña de cinco años que tiene parálisis cerebral provocada por la hidrocefalia que sufre desde que nació. Como el evento es gratuito, la forma de colaborar es comprando el bono solidario que se venderá ahí mismo.

Autogestión

Muchos músicos están acostumbrados a movilizarse para conseguir los recursos necesarios y así cubrir los gastos de este tipo de eventos. En este caso, la comuna de San Pedro realiza la mayor parte del aporte para realizar el festival, pero también hay ayudas de sponsors. Los gastos abarcan escenario, sonido, traslado de las bandas, hospedaje y comida de los músicos.

El Faro encontró el espacio en la villa turística gracias a la pertenencia de la familia del baterista, Gerónimo Pondal, a la comunidad sanpedrina. “Esos vínculos facilitan las cosas, pero no tendría que ser así; debería ser abierto a cualquiera que quiera llevar adelante algo cultural”, opinó Meneses Haro. Según el bajista, los artistas tucumanos necesitan mayor acompañamiento del Estado, que podría darse desde una articulación con el Ente Cultural de la Provincia.

Temas

Tony Molteni
Comentarios