Tras el “regalo” a Vidal, gobernadores piden a Macri que condone sus deudas

La Nación condonó parte del pasivo de Buenos Aires y le envió fondos para cubrir el déficit fiscal del año pasado. Quejas “Vamos a buscar el mismo trato”, reclamó el rionegrino Weretilneck; Alicia Kirchner exige “un país federal”.

06 Ene 2017
1

DYN

BUENOS AIRES.- Dos gobernadores patagónicos se sumaron ayer al reclamo del mandatario de Chubut, Mario Das Neves, en contra de la decisión del Gobierno nacional de transferir $ 25.000 millones de fondos extraordinarios a la provincia de Buenos Aires, por considerarlo un trato desigual respecto al resto de las provincias.

“El resto de las provincias estamos habilitadas a recibir el mismo trato”, dijo el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, que se sumó así a las críticas de Das Neves. El chubutense, el miércoles, había advertido sobre el “descalabro” que generaría esta decisión. También había recordado que “hay muchas provincias que tienen problemas”, y vinculó la decisión presidencial con el año electoral.

Sumas y restas

Weretilneck señaló que su provincia mantiene con el Estado nacional una deuda de entre $ 3.800 millones y $ 4.000 millones, y consideró que “si $ 10.000 millones de los $ 25.000 que le darán a Buenos Aires es para condonación de deuda”, entonces eso los “habilita” a ellos y al resto de las provincias a pedir “el mismo trato”.

“Vamos a buscar el mismo trato, tanto en fondos frescos de asistencia si es necesario, como en condonación de deuda con Nación”, aseguró el gobernador rionegrino.

En tanto, la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, también se pronunció en el mismo sentido y criticó el envío millonario del Gobierno nacional a la mandataria del PRO, María Eugenia Vidal.

“¿El federalismo dónde está?”, se preguntó la mandataria provincial durante una visita a la localidad de Los Antiguos, y proclamó: “Yo quiero un país federal, un país con la mirada hacia todas las provincias. Hacia el interior profundo y hacia la periferia de la Patria”.

“Me gustaría que ese tipo de decisiones se tomen en el concierto de la convocatoria a todos los gobernadores”, dijo la hermana del fallecido ex presidente Néstor Kirchner, y dejó claro que su intención no es que “no se ayude, ya que todas las provincias merecen ser ayudadas”, sino que se haga lo mismo con todos.

De los $ 25.000 millones que la Nación transferirá a Buenos Aires, $ 10.000 millones corresponden a la condonación de deudas anteriores con el Gobierno nacional y $ 15.000 millones cubrirán parte del déficit provincial de 2016.

El ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, había explicado que estos fondos son “una reparación de lo que pierde la provincia por el congelamiento del llamado Fondo del Conurbano Bonaerense (FCB)”.

El miércoles, apenas conocida la medida, el gobernador chubutense Das Neves fue el primero en alzar la voz respecto a esta medida extraordinaria, e incluso la relacionó con las próximas elecciones legislativas.

“Uno tiene olfato y años en esto. Como estamos en año electoral, empiezan a haber medidas que tienen que ver con la futuras elecciones, entonces va a ser un descalabro y va a haber injusticias”, aseveró Das Neves.

En sintonía, el ex gobernador de Santa Fe y presidente del Partido Socialista, Antonio Bonfatti, acusó al gobierno de Macri de distribuir fondos de acuerdo al “color político” de cada provincia. “Parece que los fondos están para unos y no para otros, depende el color político. Si este es el camino que elige el presidente Mauricio Macri, se equivoca”, escribió en su cuenta de Twitter el ex mandatario provincial y actual presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe.

En otro mensaje, Bonfatti recordó que “el Gobierno nacional destina $ 25.000 millones extra a la provincia de Buenos Aires, mientras sigue sin pagar deuda a Santa Fe por $ 40.000 millones”.

La posición tucumana

El vicegobernador de la provincia, Osvaldo Jaldo, había advertido que ningún distrito resignará fondos para favorecer a otro, en alusión a la medida anunciada por la Nación.

“Es un tema que debe ser analizado. Si se pretenden cambios en la distribución secundaria de la coparticipación (es decir, en el porcentual fijo que corresponde por ley a cada distrito), no hay dudas de que hay que agrandar la masa coparticipable. No creo que cualquier gobernador reciba, después de la modificación, menos de lo que está recibiendo”, dijo el martes Jaldo, quien está a cargo del Poder Ejecutivo.

“Si hay que hacer modificaciones (en el Congreso) para que se mejore la masa coparticipable y se compense a las provincias del Norte, no tenemos problemas en apoyar las decisiones del Gobierno nacional al respecto”, cerró el vicegobernador. (Télam-Especial)

Comentarios