Para el fiscal, Juárez actuó con “total indiferencia y desinterés”

Se solicitó la prisión preventiva para el hombre que provocó tres muertes en un choque. En el pedido, Navarro Dávila explicó que tenía una graduación alcohólica que provoca ilusiones y alucinaciones.

MUERTE EN EL MERCOFRUT. Así quedó el automóvil del acusado luego de embestir de frente al Renault Clío de las víctimas en la autopista. la gaceta / foto de héctor peralta MUERTE EN EL MERCOFRUT. Así quedó el automóvil del acusado luego de embestir de frente al Renault Clío de las víctimas en la autopista. la gaceta / foto de héctor peralta
30 Diciembre 2016
Prisión preventiva por haber conducido un auto en estado de ebriedad y haber causado la muerte de tres personas, además de las lesiones de otras dos. Eso pidió el fiscal Washington Navarro Dávila para Dante Adrián Juárez y ahora el Juzgado de Instrucción tiene un plazo de 10 días hábiles para resolver si hace lugar.

“El 17 de diciembre, a horas 20, Dante Adrián Juárez circulaba en un automóvil Fiat Siena por la autopista Tucumán-Famaillá a excesiva velocidad, sin el calzado adecuado para conducir un vehículo (llevaba ojotas) y en estado de ebriedad. Se cruzó en forma temeraria de carril y platabanda, embistiendo de frente al Renault Clio conducido por Natalia Ariñez, en el que también se trasladaban Alejandra Würschmidt, Marianella Triunfetti, Julia Albarracín y Silvia Sandoval”, describió Navarro Dávila en su acusación.

Tras remarcar que las tres primeras perdieron la vida y que las otras dos todavía están internadas, el fiscal señaló: “toda esta conducta Juárez la efectuó con conocimiento de que dicha acción es peligrosa, aceptando las consecuencias del peligro que implicaba conducir en esas circunstancias, con total indiferencia y desinterés sobre el desarrollo causal que ocurriría y conduciría a la muerte de las tres víctimas y las lesiones de las otras dos. Es decir que se representó el peligro”.

Navarro Dávila destacó que Juárez conducía con 1,79 gramos de alcohol por cada litro de sangre y que los especialistas califican esa graduación como “ebriedad psicótica”. Según el médico legista Federico Bonnet, citado por el fiscal, esa graduación alcohólica produce incoordinación motriz y desviación sensoperceptiva (ilusiones y alucinaciones).

El máximo

El fiscal imputó a Juárez por el delito de homicidio con dolo eventual en concurso ideal con lesiones gravísimas con dolo eventual. “En cuanto a la existencia del dolo, se supone que quien conduce un automóvil sabe que la ebriedad es un factor que incide en la conducción, y aún cuando no conozca técnicamente los efectos según la graduación, sí conoce que al beber alcohol en forma exhorbitante sus reflejos se alteran y disminuyen, y su conducta se vuelve temeraria”, argumentó Navarro Dávila.

Por último, precisó que solicita la prisión preventiva por un plazo de dos años, que es el máximo que indica la ley. En ese sentido, explicó que la pena mínima prevista para este delito supera los tres años de prisión, que a su vez es el máximo de pena que en un futuro le permitiría acceder al beneficio de una condena con ejecución condicional. “Por esa razón, el juez deberá disponer la prisión preventiva del detenido a fin de garantizar su sujeción al proceso”, agregó.

Las víctimas eran militantes de derechos humanos. El día del accidente regresaban de un acto que se había realizado en la “Escuelita de Famaillá”. Ariñez era referente de la agrupación Hijos, Triunfetti era periodista del Colectivo La Palta y Würschmidt era asesora sobre temas indígenas para la organización Andhes. Sus familiares y amigos habían realizado una marcha el lunes en Tribunales.