Murió de un disparo mientras jugaba a la "ruleta rusa"

Cuatro jóvenes se habían reunido a compartir bebidas cuando uno de ellos sacó un arma y propuso en peligroso juego. Un joven de 19 años se presentó en la comisaría para avisar que lo había baleado.

29 Nov 2016
1

PELIGRO. Los jóvenes pusieron un proyectil en el tambor y dispararon por turnos hasta que Oliva recibió el tiro. 4Archive.org

Se habían reunido el domingo a la noche, previa de feriado, a conversar y compartir bebidas. En un momento se les ocurrió jugar a la “ruleta rusa” y uno de ellos extrajo un arma. Tomaron el revólver con capacidad para ocho proyectiles y le colocaron uno. El arma fue pasando de mano en mano hasta que el estruendo de un disparo los asustó. El proyectil había atravesado el pecho de uno de ellos, que moriría dos horas después.

Alrededor de la 1 de ayer, un joven de 19 años se presentó en la comisaría de Aguilares. Estaba asustado y con la respiración agitada. Como pudo, les dijo a los policías que acababa de herir “accidentalmente” a alguien. Les explicó que había estado reunido con tres amigos en las inmediaciones de la escuela de Río Chico y que de manera imprevista le pegó un tiro en el pecho a uno de ellos: César Oliva, de 24 años.

Según informaron fuentes policiales, el joven relató que uno de sus amigos había llevado el arma a la reunión y que comenzaron a pasarla de mano en mano a modo de juego. Agregó que cuando accionó el gatillo y el disparo salió, se asustó mucho, que tiró el revólver al piso y salió corriendo a buscar un vehículo para llevar a Oliva al hospital de Santa Ana.

Mientras su amigo se debatía entre la vida y la muerte, el autor del disparo aguardaba en la comisaría la resolución de la Fiscalía de Instrucción III° que estaba de turno. Minutos después le anunciaron que debía permanecer aprehendido por la causa lesiones con arma de fuego y otros delitos. Además, la Fiscalía había ordenado que se le practicara el dosaje alcohólico, el examen toxicológico y el dermotest, tendiente a verificar si efectivamente había accionado un arma de fuego. La mismas pericias debían realizarles al resto de las personas que habían participado de la reunión, dos jóvenes de 18 años y también oriundos de Río Chico.

Trágico desenlace

En el hospital de Santa Ana -agregaron las fuentes- los médicos habían diagnosticado que Oliva presentaba una herida de arma de fuego en el pecho con orificios de entrada y salida, y lo derivaron de urgencia al hospital de Concepción.

Ya en horas de la madrugada, alrededor de las 2.40, se anunció que Oliva había fallecido. El corazón del joven había dejado de latir mientras lo sometían a una intervención quirúrgica. En ese momento, la Fiscalía modificó la carátula de la causa por homicidio con arma de fuego y acusó a los tres jóvenes que habían estado junto a la víctima al momento de efectuarse el disparo mortal.

Con los tres sospechosos aprehendidos, personal de la división Criminalística y de la Unidad Regional Sur, a cargo del comisario Fermín Porello, se dedicó a trabajar durante varias horas en la escena del crimen en busca de evidencias que confirmen o descarten la versión aportada por uno de los jóvenes en la comisaría.

En Esta Nota

Río Chico
Comentarios